A blindar el sistema democrático

0
55

Son incuestionables las graves consecuencias económicas, sociales, sanitarias, psicológicas y políticas que está generando la pandemia del coronavirus (COVID-19) a nivel mundial; por lo cual se han suspendido múltiples e importantes eventos artísticos, sociales, deportivos, culturales y políticos.

Esta pandemia trastornó la cotidianidad del país, incluyendo el quehacer político, justo en el momento que la R. Dominicana (RD) iniciaba el proceso electoral para elegir, el próximo 17 de mayo, las autoridades congresuales y presidenciales para el período 2020-2024, tal como lo establece la Constitución.

Ya hay existe el consenso necesario en torno a que no hay condiciones objetivas y subjetivas para realizar tan importante evento en la fecha (17-5-20) constitucionalmente establecida.

Ahora de lo que se trata es de que, el liderazgo de la sociedad política acojan la solicitud de la JCE y, en el transcurso de la semana, presenten propuestas de posibles fechas que, sin modificar la Constitución y razonablemente, se puedan realizar las elecciones en el próximo mes de julio y las previstas juramentaciones, el 16 de agosto, como parte de la celebración del 157 aniversario de la gloriosa gesta de la Restauración de la Independencia Nacional.

Si la primera vuelta se realizara 5, 12 o 19 de julio, habría tiempo suficiente para realizar una segunda vuelta para la elección presidencial, si fuere necesario, antes del 16 de agosto.

En consecuencia, se impone que los candidatos y líderes políticos se enfoquen en la preservación del sistema de partidos, en fortalecer la institucionalidad, la paz social y gobernabilidad democrática en la RD.

Sin descuidar las actividades contra el COVID-19, protegiendo la salud del pueblo dominicano, también los políticos tienen que gestionar salidas oportunas, constitucionales y consensuadas para superar los retos políticos que no podemos evadir: Realizar elecciones congresuales y presidenciales antes del 16 de agosto.

Sin necesidad de tocar la Constitución, la JCE, en coordinación con el liderazgo político, debe identificar a tiempo la nueva fecha (5, 12 o 19 de julio) para la primera vuelta y, posteriormente, la fecha para la segunda vuelta. Así, y solo así, se blindará el sistema democrático en la RD.

Por JUAN LOPEZ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here