Discurso íntegro de Gustavo Montalvo sobre las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno

0
48

Declaración íntegra del ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo sobre las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno para mitigar el efecto del coronavirus COVID-19, en República Dominicana.
Comisión de Alto Nivel para la prevención y el control del coronavirus

9 de abril de 2020

Pueblo dominicano,

En estos días de Semana Santa, creo que el momento es oportuno para reconocer y valorar a nuestro personal de salud, así como para reflexionar sobre la importancia de seguir invirtiendo en su protección.

Como sabemos, una de las mejores formas de proteger a nuestro personal de salud es mediante el uso de mascarillas, guantes y otra indumentaria de protección.

En este sentido, el gobierno ya ha abastecido todos los centros médicos de estos insumos y ha agilizado todos los mecanismos para adquirir más cantidades. Pero, además, estamos impulsando otras iniciativas para aumentar su producción y disponibilidad en el país.

Otras tienen compromisos contratados con empresas internacionales y estamos en negociación para poder incluir partidas para el mercado local.

Igualmente, la industria militar lleva diez días enfocada en producir mascarillas y trajes de protección reglamentarios, siempre guardando las medidas de distanciamiento dentro de sus propias instalaciones.

Y también se han sumado a este esfuerzo las universidades, aportando innovación en la búsqueda de soluciones a esta necesidad común.

En estos momentos el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT), a través del Programa Especial de Apoyo Soluciones Tecnológicas Innovadoras para Emergencias y Secuelas, está apoyando a la Universidad INTEC y a la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, que han puesto en marcha un programa de diseño, desarrollo y producción de mascarillas con impresoras 3D y de respiradores mecánicos, respectivamente.

Exhortamos a las empresas industriales en capacidad de producir masivamente estos dispositivos a entrar en contacto con estas universidades, formar consorcios y ponerse a trabajar inmediatamente.

Informamos asimismo que este programa del Mescyt sigue abierto a la recepción de iniciativas que contribuyan a la eficiencia en la atención de las necesidades de los ciudadanos en el periodo de emergencia sanitaria originado por la pandemia del Covid-19, y periodos subsiguientes.

La Universidad Pedro Henríquez Ureña, por su parte, también está conformando una Red Nacional de programadores para soluciones digitales, los llamados “Makers”, con fines de asistir en la medida de sus posibilidades al sistema de salud. De hecho, ya tienen su primera producción, funcionando como proyecto piloto.

Por su parte, la plataforma Amazon Web Services ha informado que se encuentra en total disposición de integrar de manera gratuita a técnicos y especialistas para ayudar a aliviar algunos de los desafíos que enfrentamos con esta crisis en nuestro país.

Se trata de una empresa con una vasta experiencia, que ha trabajado anteriormente con instituciones como la Cruz Roja Americana.

En concreto, nos ayudarán con la implementación y el acceso a plataformas digitales que permitan mejorar el aprendizaje en línea y el trabajo remoto, tanto para el sector público como para las pequeñas y medianas empresas.

Debo señalar también que, con el objetivo de seguir respondiendo a las demandas de información y servicio de la sociedad, les informo que hemos continuado fortaleciendo las capacidades del centro de llamadas *462. Este servicio ha atendido ya más 215,000 llamadas, gracias al trabajo conjunto del Servicio Nacional de Salud, defensa civil, el COE y OPTIC.

Sumados a este equipo, se encuentra un personal médico y de voluntarios que están ofreciendo asistencia médica del Covid por la vía telefónica, 24 horas al día los 7 días de la semana.

Recordamos nuevamente a la población que contamos con otros canales para dar respuesta a sus dudas, entre ellas los bots de inteligencia artificial, puestos a disposición vía Whatsapp y Telegram y, por supuesto, en nuestra página web coronavirus.gob.do.

Señoras y señores,

El gobierno está en escucha permanente de los diferentes sectores de la sociedad y buscando nuevas formas de aliviar a todos el peso de la crisis.

En este sentido, hoy quiero anunciarles medidas adicionales para apoyar a los microempresarios durante este periodo de emergencia.

En concreto, Banca Solidaria ha decidido dar tres meses de gracia para el pago de cuota a sus clientes, incluyendo el interés, capital, comisiones y cargos por mora.

El Banco de Reservas igualmente eliminará el 3% de comisión que cobra a los clientes de Banca Solidaria del 1 de abril al 1 de julio.

Dominicanos y dominicanas,

Como fruto de la colaboración de la comisión de alto nivel con el Ayuntamiento del Distrito Nacional, hemos puesto en marcha un plan para que el Mercado Nuevo de la avenida Duarte, opere y ofrezca los servicios de compra y venta de productos básicos para la población dominicana, en mejores condiciones de seguridad e higiene.

El Ayuntamiento del Distrito Nacional en coordinación con los mercaderes, ha limitado la operación del mercado a 3 días a la semana: lunes, martes y jueves, operando solo hasta la 1 de la tarde, tras lo cual entran las brigadas de limpieza y desinfección para dejar el mercado totalmente limpio.

Los domingos y los miércoles han sido destinados al abastecimiento de los mercaderes. Los productos alimenticios, están fluyendo hacia los colmados y puntos de venta minorista en los diversos sectores de Santo Domingo.

Las medidas implementadas en este esfuerzo conjunto incluyen:

El reforzamiento de la seguridad en el entorno del mercado, con un perímetro de contención y control, priorizando el acceso a los vendedores en la nave central y en el estacionamiento del mercadillo de villas agrícolas, mientras se controla la venta informal en el perímetro.

Para esta tarea conjunta, ha sido clave el apoyo del Ministerio de Defensa, a través del Ciutran, de Digesset y la Policía Nacional, quienes en coordinación con el personal del Ministerio de Obras Públicas y del Ayuntamiento del Distrito Nacional, han definido con muros de hormigón y vallas ligeras los puntos de acceso al mercado, controlados por personal de seguridad.

Además, se ha priorizado la protección de los empleados y mercaderes, facilitandoles mascarillas y guantes, que deben usar cada día.

En los puntos de acceso a la nave central, médicos del Servicio Nacional de Salud, toman la temperatura a visitantes y vendedores, motivándolos a cumplir las medidas de distanciamiento e higiene.

El ayuntamiento está habilitando nuevos lavamanos para uso público y ha reforzado el patrón de tránsito vehicular señalizando las vías del entorno, priorizando un solo sentido en calles y avenidas.

También se han reforzado los controles sobre la gestión de los residuos sólidos, y, en adición a la limpieza diaria, los días de cierre del mercado, se destinarán a limpieza y desinfección profundas, antes de la jornada de la siguiente semana.

Con este mismo propósito, en Santiago se creó una comisión interinstitucional del gobierno central y la alcaldía para organizar el mercado de esa ciudad.

Ya hay un grupo de funcionarios, entre ellos el senador y la gobernación de la provincia, que conjuntamente con estas instituciones del gobierno central y con el alcalde, han desarrollado un plan que se pondrá en marcha desde el próximo lunes, para regularizar el funcionamiento de las instalaciones en las condiciones de seguridad e inocuidad necesarias.

Por todo esto, quiero felicitar a las alcaldías del país, sobre todo a la del Distrito Nacional y de Santiago. Todas están haciendo un gran esfuerzo para asegurar que en los mercados mayoristas se extremen las medidas de higiene y salubridad.

Quiero dejar claro además que, aunque estamos abordando este asunto en medio de la emergencia creada por el COVID-19, las mecánicas de trabajo que estableceremos serán ya permanentes.

Todas estas medidas y las anteriores que se han tomado han sido pensadas para garantizar la inocuidad y preservar la salud de todos los ciudadanos y contrarrestar los contagios en nuestro territorio.

Quiero también aprovechar este contexto para agradecer nuevamente su dedicación a todos los que reparten alimentos y productos en todo el país, a los choferes y trabajadores de empresas de transporte y al personal de supermercados y colmados, farmacias, gasolineras, entre otras. Gracias a todos los que siguen saliendo a trabajar, para que el resto podamos tener lo necesario.

Sabemos también que muchas personas están necesitando hacer llegar paquetes a diferentes puntos de país y que eso se ha dificultado con las medidas restrictivas.

Pues bien, pensando en esas personas, quiero compartirles que el Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM) pondrá a disposición de todos y mientras dure el estado de emergencia, el envío de paquetes gratuitos desde su sede central en el Distrito Nacional hacia el interior de país.

Esto se aplicará a paquetes que incluyan medicamentos o artículos de primera necesidad y algunos alimentos que no sean perecederos, siempre y cuando no pasen de 20 libras de peso.

Las oficinas del INPOSDOM, que están ubicadas en las cabeceras de cada provincia, estarán disponibles para que dichos envíos sean retirados.

Próximamente, el Director de INPOSDOM anunciará los procedimientos para realizar los procesos de entrega y retiro de manera adecuada, respetando las medidas de distanciamiento social, así como los tiempos de entrega.

Señoras y señores,

Sabemos que, con o sin Coronavirus, nuestro país debe mantener en correcto funcionamiento sus instituciones, fundamentales para hacer frente a esta crisis.

Por eso, quiero en esta ocasión, hacer también un llamado a todos los funcionarios públicos que están para servir y dar respuesta de la forma más eficiente y transparente a la sociedad dominicana, durante este periodo de emergencia.

No podemos fallarle a los dominicanos y dominicanas.

No podemos bajo ningún concepto bajar la guardia.

No puede haber atajos ni excepciones.

Nuestro deber es dar ejemplo.

Nuestra vocación de servicio debe mostrarse más que nunca ante la adversidad.

Y tan importante es aquel que está en primera línea, atendiendo enfermos o llevando seguridad a las calles, como todos aquellos que, desde sus oficinas, deben asegurarse de que se llevan a cabo todos los procesos para que los recursos, las mercancías, los servicios y la información, lleguen puntualmente a los ciudadanos.

En las manos de cada uno de nosotros está que las familias reciban atención y alimentos, que los servicios básicos lleguen a los hogares, que la ciudadanía sepa a quién recurrir en todo momento.

Hoy y siempre, llevar confianza a la gente es parte fundamental de nuestro trabajo diario. Rendir cuentas es nuestra obligación. Actuar con estricto apego a la ley es irrenunciable. Y debemos ser estrictos en todo momento.

Sé que muchos están trabajando sin descanso, que todo se complica con las medidas establecidas por la emergencia… Pero sé también que comprenden la importancia de su labor, y se espera su compromiso, su sentido de responsabilidad y, sobre todo, su cariño y respeto al pueblo dominicano, que se hace patente en la entrega con que se esfuerzan a diario.

Sigamos dando lo mejor de cada uno de nosotros, sigamos poniendo nuestra mejor voluntad, nuestros valores éticos y nuestro amor a la patria en cada una de nuestras acciones, porque solo así lograremos salir con bien de esta situación.

Dominicanos y dominicanas,

Como les decía al principio, llegó la Semana Santa y, con ella, unos días de especial significado para los dominicanos y dominicanas.

Sin duda, muchos querrían aprovechar estos días para atender oficios religiosos o para visitar a familiares en otras provincias, lo cual lamentablemente no será posible este año, debido a las necesarias medidas del periodo de emergencia.

Sin embargo, para todos, independientemente de sus creencias o de cómo suelen pasar esas fechas, esta semana será un momento para la reflexión y el recogimiento familiar, dentro del hogar.

Hacemos un llamado a todos al sosiego, a la meditación y a la convivencia pacífica. Es momento de rescatar el valor del silencio, la tranquilidad del hogar y lo mejor de nuestros valores, para mantener viva la esperanza en estos tiempos difíciles.

Aprovechemos estos días para sacar lo mejor de nosotros mismos. Ya sea emitiendo energías positivas por todos aquellos que están enfermos o que están arriesgándose para ayudar a otros, ya sea colaborando en las tareas del hogar; otros, manteniendo el contacto con los que están lejos, con ayuda de la tecnología.

Todos tenemos en nuestras manos la posibilidad de hacer estos días un poco mejores para quienes tenemos más cerca. Todos podemos poner nuestro granito de arena.

Busquemos esas nuevas maneras de demostrar el afecto, ahora que los abrazos son más difíciles.

Hagamos de esta Semana Santa un ejemplo de solidaridad, de cariño y de entrega a los demás.

Seamos, todos y cada uno, un instrumento de paz.

Muchas gracias a todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here