Otro ataque con machete en bodega de El Bronx advierte sobre grave inseguridad

0
83

NUEVA YORK.- A poco más de dos años del asesinato a machetazos de un adolescente en una bodega de El Bronx, el pasado domingo se registró otro ataque violento que, por fortuna, sólo dejó como saldo un herido con graves lesiones en la frente.

Miembros de la Unión de Bodegueros Americanos (UBA) denunciaron ayer en una rueda de prensa estar “aterrados y temer por sus vidas” e instaron al Departamento de Policía de la Ciudad a tomar acciones inmediatas para evitar otra tragedia.

El domingo alrededor de las 5 de la tarde -según un video de seguridad facilitado por la UBA- se ve que dos jóvenes entran despavoridos a una bodega mientras más atrás, unos seis muchachos los persiguen, algunos de ellos blandiendo machetes.

El video de casi un minuto y medio de duración muestra claramente que por suerte los dos muchachos logran salvarse tras ingresar a la bodega y cerrar la puerta. Sus perseguidores entonces, son vistos intentando ingresar, rompiendo la puerta y el área adyacente con sus machetes, y luego, al no poder lograr acceso, empiezan a causar todo tipo de destrozos.

“Los videos muestran el momento de la vida y la muerte. Creo que fue un milagro que no se concretara una tragedia”, dijo Radhames Rodríguez, presidente de la UBA. “Estamos nerviosos, estos ataques con machete nos hacen retroceder 2 años cuando mataron a Junior y culparon al dueño de la bodega de su muerte”, agregó el representante de los comerciantes.

El 20 de junio de 2018, Junior Guzmán fue asesinado por una pandilla que lo persiguió hasta el interior de una bodega, donde lo mataron a machetazos.

Tras el incidente del domingo, los bodegueros recuerdan que la Ciudad de Nueva York prometió que esto nunca volvería a suceder, pero las pandillas y los machetes siguen siendo una amenaza para los propietarios, los empleados y la comunidad de comerciantes, denunciaron ayer.

“Estamos a tiempo de evitar una desgracia. Pedimos al NYPD que asigne más policías a nuestros vecindarios y garanticen la seguridad en nuestros barrios”, declaró Fernando Mateo.

El activista dominicano apuntó que la falta de más policías en los vecindarios de clase trabajadora es el resultado del recorte al presupuesto que se le hizo a la Uniformada.

“Si hay una agencia en la ciudad a la que nunca debieron reducirle los fondos es a la Policía. Nosotros necesitamos seguridad, el alcalde debió considerar eso, la falta de policías en nuestros vecindarios pobres da pie a la violencia”, aseveró Mateo.

Radhames Rodríguez insistió que, aunque la policía respondió a la llamada del 911, las cosas suceden rápidamente en tiempo real. Los jóvenes lucharon para mantenerse con vida hasta que llegó la policía.

“Como pueden ver en las cintas de video, alguien podría haber muerto. Fue un día de suerte para las 2 víctimas que corrieron hacia la bodega, podrían haber muerto”.

“Estamos en nuestras bodegas intentando ganarnos la vida, no sabemos quién va a entrar y por qué. También somos víctimas inocentes, no estamos armados, no tenemos nada con que defender o proteger a nadie sin arriesgar nuestras propias vidas”, dijo otro miembro de la asociación de bodegueros que desestimó ser identificado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here