Instan a neoyorquinos a conocer sus derechos a manifestarse ante posibles protestas tras elecciones

0
108

Organizaciones que defienden los derechos civiles alertaron este jueves que existe un “cálculo represivo” por parte del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD), luego que la Uniformada confirmara que realiza entrenamientos especiales ante la posibilidad de que se registren protestas violentas en la Gran Manzana tras las elecciones generales del próximo martes. Y ante esto, Legal Aid Society (LAS) reiteró que los neoyorquinos deben conocer sus derechos a manifestar libremente en las calles.

“Las personas pueden reunirse y expresar sus preocupaciones sobre nuestra democracia y el proceso electoral. Dado el historial del NYPD en infringir estos derechos, es esencial que quienes decidan protestar estén informados y preparados para enfrentar los abusos”, precisó Jennvine Wong, abogada de LAS.

En la guía mostrada por esta coalición, se subraya que no se requieren permisos para marchar en las aceras siempre y cuando no se obstaculice el tráfico de los peatones. De igual forma, se pueden llevar carteles y repartir volantes.

“Es posible que se requiera un permiso para marchar por la calle o reunirse en un parque de la ciudad. Durante una protesta bajo reglas de distanciamiento social en tiempos de pandemia, pueden reunirse en grupos de hasta 10 personas, mientras se mantenga una separación de seis pies entre los manifestantes”, informó la organización.

Se puede grabar a la policía
Abogados de LAS recordaron que no es un delito registrar a través de fotos y videos la actuación de los oficiales, siempre que no interfiera con el desempeño de sus funciones.

“Mantenga una distancia segura cuando grabe para evitar ser acusado de interferir en acciones de aplicación de la ley. Los agentes no pueden confiscar o exigir ver sus fotografías o videos sin una orden judicial. Ni pueden eliminar datos de sus equipos electrónicos, bajo ninguna circunstancia”, explicaron los expertos jurídicos.

En Brooklyn al inicio de la jornada del voto anticipado se denunciaron algunas intervenciones aparentemente “excesivas” por parte de efectivos del NYPD, cuando coaliciones repartían mascarillas. La versión policial apuntó a que trataron de dispersar una concentración que no respetaba las medidas de protección en contra de la pandemia. No hubo detenidos, ni sancionados.

Entre tanto, Jhon D’Adamo, quien dirige el grupo de respuesta estratégica del NYPD, compuesto por cientos de policías especialmente entrenados para manejar disturbios civiles, dijo a medios locales que “lo último que quisiéramos hacer es un arresto en una manifestación cívica”.

El jefe policial subrayó que el mejor tipo de protesta es 10, 20 ó 1,000 personas gritando a todo pulmón para expresar su punto de vista, pero cuando hay ataques con objetos a la policía y se vandalizan carros y tiendas, la respuesta policial será distinta.

Estas advertencias se generan días posteriores en que más de 11 demandantes interpusieron una demanda federal en contra la Ciudad y la Uniformada por supuestamente “consentir la brutalidad policial indiscriminada” durante las protestas que siguieron al asesinato de George Floyd.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here