Abinader y las relaciones exteriores

0
117

En el sistema democrático, el presidente es el jefe de la diplomacia de su país, mientras el canciller es el ejecutor de la diplomacia diseñada por el presidente, Perogrullo, pero es oportuno dilucidar hoy, cuando nuestro presidente Luis Abinader categorizó, en una actitud correcta y beneficiosa al país, el 31 de octubre pasado, vetar inversiones a China en puertos y aeropuertos.

Nuestro Presidente resaltó las relaciones RD-EE.UU., señalándolo primer socio, que eso es lo que son los países, socios, no amigos, diferente a las personas, destacando Estados Unidos es quien más nos compra, a quien más vendemos, donde residen más de dos millones de paisanos nuestros, faltándole explicar que de esos dos millones hay más de medio millón indocumentados, y los gobernantes estadounidenses pasan por alto esa realidad, convencionalmente “haciéndose los locos”, sin serlo.

Desde antes del expresidente Danilo Medina establecer relaciones con China el 30-05-18, quebrando 78 años de fructíferas relaciones diplomáticas con Taiwán, fue secreto sotto voce marcado interés de China operar el puerto de Manzanillo, para establecer allí una gran estación de alta tecnología de comunicación, despertando natural recelo de EU.UU.

Como sotto voce es el pulseo entre EE.UU. y el gigante asiático por hegemonismo del comercio y amplias zonas del planeta, y conocemos América Latina, sobre todo, el Caribe, es zona de alto interés geopolítico de EE.UU., y en ese contexto, nuestro gobernante ha procedido conforme a realidades geopolíticas y de alto interés nacional su vinculación con Estados Unidos, país clave en nuestra economía y soportes multifacéticos.

Otro tema relacionado con Israel, comentándose posible disposición de nuestro presidente de trasladar embajada de Tel Aviv a Jerusalén, debiendo ponderar no cambiarla, porque desdeñaría futuro Estado Palestino, y a su propia raza árabe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here