Más autos y menos espacios para estacionar: otra consecuencia de la pandemia en Nueva York

0
336

Por la pandemia, muchos han optado por comprarse un auto para evitar el transporte público y escapar del confinamiento en Nueva York, una ciudad donde los edificios no suelen tener sus propios lugares de estacionamiento.

Al mismo tiempo, entre 6 mil y 10 mil espacios que servían para dejar el vehículo ya no están disponibles por la medida de extender los restaurantes al aire libre, procurando distancia entre las mesas.

Uniendo ambas variables, el resultado ha sido la frustración de muchos conductores. Más allá, los expertos han advierten que NYC está al máximo en lo que puede hacer por los automóviles, ya sea por congestión o falta de estacionamiento.

Los pies cuadrados asfaltados son los mismos, pero ahora hay casi dos millones de vehículos registrados en la ciudad, destacó Fox News.

Además de un repunte en los neoyorquinos que compran automóviles por primera vez, Asociación Americana del Automóvil (AAA) dice que los préstamos para vehículos también han aumentado significativamente.

“La geografía de las calles de la ciudad de Manhattan sólo permite una cierta cantidad de espacio”, afirmó Sarah Kaufman, directora asociada del Centro de Transporte Rudin de NYU. “No se pueden colocar físicamente muchos más autos en la ciudad”.

Los espacios que se han convertido para restaurantes representan una pequeña fracción de los 3 millones de lugares de estacionamiento que la ciudad mantiene y ofrece.

Un blog del cineasta Clarence Eckerson lanzó recientemente un documental que muestra cómo Ámsterdam, por ejemplo, ha evolucionado sus calles para hacerlas más habitables al romper su cultura de mentalidad automovilística, esencialmente encontrando un mejor uso de las tierras públicas.

Los expertos en transporte dicen que es hora de que Nueva York busque hacer lo mismo. “Una forma de hacerlo es entregar los espacios de estacionamiento estáticos que actualmente usan los autos que están parados el 95% del día y pensar en cómo podemos dedicarlos a usos activos como cenar, recreación y socialización”, comentó Kaufman.

Los expertos confirman que los conductores tienen razón cuando dicen que estacionarse en la ciudad es cada vez más difícil. Y agregan que con la cantidad de automóviles que supera la capacidad física de NYC, los que ahora se están uniendo a la cultura del automóvil se encontrarán con diversas frustraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here