Gómez Bergés y Balaguer

0
112

Uno de los libros más interesantes que han pasado por mis manos en estos tiempos de pandemia y de reposo domiciliario obligatorio es el titulado “Balaguer y yo: la historia”, autoría del doctor Víctor Gómez Bergés, de los más notorios políticos del país en el último medio siglo.

Es una especie de autobiografía enriquecida con menciones de una serie de hechos importantes de la vida nacional y de figuras protagonistas, entre los que no podía faltar Rafael Leonidas Trujillo Molina

El autor, con pluma ágil y bien depurada -como si se tratara de un escritor profesional- cautiva al lector con relatos de su infancia y primera juventud en los predios de Puerto Plata y Gaspar Hernández y luego atrae con datos valiosos, muchos inéditos, de los distintos acontecimientos a que hace referencia.

Pero donde hace más exquisita la obra (que tiene dos tomos, 1 y 2) es cuando ofrece pormenores del principal acontecimiento de su ejercicio político: el frustrado intento por alcanzar la Secretaria General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1975, siendo Canciller de la República Dominicana.

Gómez Bergés, una de las figuras cimeras del prolongado régimen del Presidente Joaquín Balaguer (1966-1978 y 1986-1994), cuenta con lujo de detalles y sin pelos en la lengua, aunque con altura y visible documentación, el desinterés y apatía en el proyecto por parte de Balaguer, quien llegó al extremo de ponerlo en licencia de su cargo durante varias semanas para frenar sus aspiraciones y labor.

Pero donde Gómez Berges es más agudo es cuando atribuye a Balaguer haber creado, en una acción fríamente calculada, la crisis militar de mayo de 1975 (renuncia de los generales dominicanos) con el propósito expreso de originar una situación que bloqueara el proyecto en la OEA de su Canciller

Concluye indicando que Balaguer no toleraba el reconocimiento ni el prestigio individual de sus colaboradores más allá del que él pudiera conceder.

Pero todo no termina ahí, sino que Gómez Bergés ofrece muchísimas novedades cuando habla de la desactivación del Movimiento Nacional de la Juventud (MNJ, que encabezaba y cuando analiza el manejo medalaganario por parte de Balaguer del Partido Reformista.

Aunque editada hace varios años, la obra de Gómez Berges (que se puede leer por internet) debe ser conocida por todos los interesados en las interioridades de la vida política dominicana de las últimas décadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here