Reporte revela peligrosos defectos en salas de calderas en varias instalaciones de la MTA en NYC

0
129

Las salas de calderas en varias instalaciones de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) en la ciudad de Nueva York presentan peligrosos defectos, que no solo ponen en peligro la vida de los empleados de esa agencia sino también de los neoyorquinos en general.

Así lo revelaron los resultados de una investigación realizada por la inspector general de la MTA Carolyn Pokorny, quien en un reporte dado a conocer este lunes asegura que los managers de la MTA han fallado en responder adecuadamente a las condiciones peligrosas.

En octubre del 2019, la Oficina del Inspector General de la MTA (OIG) envió una carta a los directivos del New York City Tranis (NYCT) identificando problemas estructurales graves dentro de varias salas de calderas ubicadas en diferentes puntos de la Gran Manzana y preocupaciones de seguridad para los trabajadores en esos lugares que requerían atención inmediata. Estas calderas proporcionan calefacción a las instalaciones de mantenimiento en todo el MTA.

“Más de un año después de que la OIG señalara por primera vez estos importantes problemas de seguridad a la administración, los problemas continuaron encontrándose y persistiendo”, dijo la inspectora, agregando que ignorar o “hacer lo mínimo para abordar preocupaciones de seguridad legítimas es alarmante e irrespetuoso para los empleados dedicados de MTA que continúan trabajando en estas condiciones deplorables”.

Pero además de presentar las fallas, Carolyn también ofreció una lista de recomendaciones para mantener los entornos laborales seguros que el personal de la MTA merece.

La oficina del OIG indicó que Incluso después de ser notificado sobre los riesgos en las salas de calderas en octubre, el NYCT no hizo un esfuerzo adecuado para remediar la situación, dejando a los trabajadores y la infraestructura en riesgo. Los inspectores descubrieron que el NYCT no tenía un plan integral que detallara cómo se abordarían las preocupaciones, cuándo o quién lo haría.

“En agosto de 2020, cuando NYCT informó a la OIG que se completaron todas las reparaciones necesarias, la OIG visitó las ubicaciones y descubrió que esto no era cierto. Después de una investigación significativa por parte de los líderes de NYCT sobre las fallas del sistema de mantenimiento y el personal para informar las condiciones y reparaciones con precisión, los líderes de NYCT realizaron cambios fundamentales en su sistema e informaron a la OIG en noviembre que habían tomado suficientes medidas para finalmente abordar los problema”, indicó un comunicado.

Pero la oficina del inspector general asegura que la agencia creó solo una lista de los problemas y fotos de antes y después de supuestas reparaciones, que en el mejor de los casos mostraban un esfuerzo mínimo. Cuando se le solicitó, NYCT no pudo proporcionar un alcance detallado del trabajo de reparación a realizar, las fechas de las reparaciones, el personal asignado o la finalización de los informes de inspección posteriores a la reparación. “Por lo tanto, era imposible determinar si las reparaciones eran adecuadas y suficientes, o incluso si se habían completado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here