“Mono”: hispano demanda por insultos y racismo laboral en la propia Fiscalía de Nueva York

0
92

Emilio Tatis, ex empleado hispano de la Oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan, presentó una demanda por discriminación laboral, alegando que su jefe supuestamente lo llamó “mono” y fue despedido después de quejarse del maltrato, según documentos judiciales.

Tatis, quien laboró en la Oficina de Delitos Cibernéticos y Robo de Identidad desde 2014, dice que fue mucho más difícil para él obtener un ascenso y tener éxito en su trabajo que sus colegas blancos y asiáticos, quienes ganaban más dinero, según la demanda federal.

“Rápidamente me di cuenta de que tenía que trabajar el doble de duro para llegar a la mitad que otros empleados”, declaró Tatis al New York Post.

Su supervisor directo, Steven Moran, usaba el término “monos” de una manera racialmente despectiva, y lo aplicó a Tatis en muchas ocasiones desde 2016, según los documentos judiciales.

“Eso fue extremadamente vergonzoso e inapropiado“, comentó ahora Tatis. “Sentí que [Moran] se estaba aprovechando de su posición de poder para socavar a sus empleados, especialmente a los de color”.

Durante su tiempo en la unidad, Tatis se quejó de ser ignorado para un ascenso, no poder asistir a la capacitación especial necesaria para mejorar en su campo y ser discriminado, dice el expediente judicial.

En 2018, a Tatis se le ofreció un ascenso para convertirse en analista de programación, pero sólo le ofrecieron $75 mil dólares, mientras los empleados blancos y asiáticos tenían salarios superiores a $90 mil en roles similares. Entonces rechazó el puesto, ya que sería “más trabajo y menos paga”, lo que molestó a los superiores, dicen los documentos judiciales.

En febrero de 2019, el título de Tatis se cambió sin su conocimiento a Cyber ​​Response Investigator, con un salario de $76,202 dólares, “casi $15 mil menos que los empleados blancos en situación similar”, afirma la demanda.

Dos meses después, Tatis presentó una denuncia por discriminación, pero dijo que fue investigada por alguien que supuestamente tenía un conflicto de intereses, tras una estrecha colaboración con Moran.

Para septiembre de 2019 Tatis solicitó los registros de su caso de discriminación, y menos de un mes después, el 17 de octubre de 2019, fue despedido sin explicación.

Ahora Tatis está demandando por daños no especificados. Un portavoz del fiscal de distrito de Manhattan dijo que las “acusaciones son falsas”.

El Departamento Legal de la ciudad declinó hacer comentarios. Y Moran no pudo ser contactado de inmediato para ofrecer su versión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here