Inglaterra anuncia nuevas restricciones por COVID-19

0
342

La mayor parte de la gente en Inglaterra seguirá con fuertes restricciones a la socialización y los negocios cuando concluya un confinamiento nacional la semana próxima, con bares y restaurantes cerrados en áreas en las que viven más de 20 millones de personas.

El gobierno anunció el jueves los detalles de las medidas regionales en tres niveles que entrarán en vigor el 2 de diciembre. Solamente tres áreas remotas y las islas —que en total suman una población de 700.000 personas— están en el nivel más bajo, en el que bares y restaurantes abren casi normalmente y miembros de hogares diferentes pueden reunirse bajo techo.

Más de la mitad de los 56 millones de habitantes de Inglaterra, incluyendo 8,6 millones de residentes de Londres, están en el nivel intermedio, en el que la mayoría de las tiendas, restaurantes y otros sitios de esparcimiento pueden abrir sus puertas — con algunas restricciones — y el público puede regresar en números limitados a teatros y estadios.

Otros 23 millones de personas en una enorme porción del centro y el norte de Inglaterra, incluyendo ciudades como Manchester y Birmingham, además del condado de Kent, en el sureste, serán colocadas en el nivel superior, en el que restaurantes y bares solamente pueden ofrecer servicio de entregas y para llevar, y lugares como teatros y estadios deben seguir cerrados. Tiendas, gimnasios y peluquerías podrán abrir en todo el país.

El primer ministro Boris Johnson dijo que se necesitarán “medidas duras” hasta la primavera, cuando se espera que una combinación de vacunas y pruebas masivas ayuden a regresar a la normalidad.

“Si aflojamos ahora nos arriesgamos a perder el control sobre este virus de nuevo, desechando las ganancias duramente obtenidas y forzándonos a regresar a un encierro nacional en el Año Nuevo, con todos los daños que eso implicaría”, dijo en una conferencia de prensa.

El gobierno impuso un confinamiento nacional de cuatro semanas en Inglaterra al comenzar este mes para combatir un aumento en los casos de coronavirus, con limitaciones a los viajes y el cierre de los negocios no esenciales. La oficina de estadísticas del gobierno dice que la tasa de infecciones parece haberse estabilizado, pero el secretario de Salud Matt Hancock dijo que “debemos mantenernos alertas”.

Aún falta que el Parlamento apruebe las medidas en una votación la semana próxima. Johnson enfrenta la oposición de algunos legisladores de su propio Partido Conservador, que dicen que los daños económicos causados por las medidas superan a los beneficios para la salud pública.

Los operadores de tabernas y teatros estaban entre los que advirtieron que no pueden ganar dinero bajo las condiciones impuestas en el nivel 2, en el que sólo se puede servir alcohol con alimentos y los sitios de entretenimiento solamente pueden operar a la mitad de su capacidad.

“Tiene que haber un verdadero peligro de que, si estas restricciones no son suspendidas muy, muy pronto, habrá muchos negocios que simplemente no reabrirán”, dijo el legislador conservador Graham Brady, quien dijo que planea votar contra las medidas “autoritarias”.

Escocia, Gales e Irlanda del Norte tienen sus propias restricciones.

Las nuevas medidas serán sometidas a revisión el 16 de diciembre y suspendidas durante cinco días para la celebración de la Navidad en todo Gran Bretaña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here