La OMS adopta tecnologías open source para asistir a los trabajadores de la salud

0
102

Red Hat, el proveedor líder mundial de soluciones open source, anunció hoy que trabaja junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la creación de una infraestructura de desarrollo open source sostenible que apoye el desarrollo de la Learning Experience Platform (LXP) de la Academia de ese organismo internacional, su nuevo centro de capacitación de vanguardia.

Esta colaboración combina las prácticas de desarrollo de Red Hat Open Innovation Labs, Open Practice Library y las tecnologías open source de los proyectos de la comunidad de Red Hat.

La OMS construyó una plataforma DevOps más flexible y escalable en apoyo de actividades como la gestión, la comprobación de compilaciones, el análisis de código y la visualización de datos, para permitir un acceso más veloz a información sanitaria de importancia y disminuir la desinformación.

Necesidad mundial de información
En vista de la información sobre el COVID-19 que se actualiza casi a diario, los trabajadores de la salud necesitan estar en conocimiento de la información más reciente y precisa posible. Tener acceso a la información en forma veloz y oportuna ha pasado a ser un factor fundamental y la OMS tomó consciencia de la necesidad de optimizar sus capacidades digitales para atender con rapidez los cambiantes requerimientos de los trabajadores de la salud de todo el mundo. La OMS reconoció la necesidad de acelerar la difusión de los últimos conocimientos y evidencia en materia sanitaria a los profesionales médicos, los responsables de la formulación de políticas y su propio personal, al trabajar estrechamente con Red Hat para impulsar prácticas novedosas.

Velocidad y precisión mediante un enfoque abierto
La nueva plataforma DevOps de la OMS ofrece la capacidad de hacer frente a los desafíos actuales, como la desinformación, y adquirir habilidades complementarias para crear una nueva plataforma de experiencia de aprendizaje. Asimismo, la OMS buscó sentar las bases para un modelo de datos abiertos capaz de cubrir las necesidades futuras de los trabajadores de la salud, que incluya experiencias de aprendizaje más personalizadas.

Durante la residencia virtual de ocho semanas de duración con Red Hat Open Innovation Labs, el equipo de la OMS trabajó en colaboración con expertos de Red Hat. El objetivo de Red Hat Open Innovation Labs es ayudar a las organizaciones a integrar personas, prácticas y tecnologías para agilizar el desarrollo de software y productos, catalizar la innovación y resolver retos internos en un período de tiempo breve.

Como parte de esta iniciativa, el equipo de Gestión de la Información y Tecnología de la OMS se dedicó a adoptar nueva tecnología Ágil y prácticas lean para el desarrollo de productos y DevOps, en simultáneo con su actual enfoque de gestión de proyectos más tradicional. Estos cambios culturales apuntaron a potenciar la capacidad de adaptarse a las necesidades cambiantes y a escalar la plataforma DevOps de la OMS para atender las demandas tanto presentes como futuras. Las habilidades y herramientas que adquirieron de la experiencia de Red Hat Open Innovation Labs ha ayudado a preparar el terreno para una solución de aprendizaje que no dependa de una sola persona o tecnología. Por el contrario, el equipo de la OMS hoy cuenta con la competencia y los conocimientos holísticos necesarios para poder gestionar su plataforma y procesos nuevos en el futuro con recursos propios.

Trabajar en pos de la inclusión digital sin excluir a nadie
Desde un principio, la OMS estaba decidida a diseñar la plataforma con tecnología open source. En consonancia con sus principios, el open source facilita la colaboración transversal, la accesibilidad y la viabilidad económica, especialmente en el caso de países con ingresos bajos y medianos.

La nueva LXP funcionará completamente sobre tecnologías de nube híbrida abierta de Red Hat y de este modo ofrecerá a la OMS una plataforma escalable, flexible y más segura. Red Hat OpenShift proporciona el fundamento nativo de la nube, un entorno simplificado para crear e implementar aplicaciones en contenedores y capacidades para la evaluación de métricas de las aplicaciones.

La OMS también utiliza Red Hat CodeReady Workspaces para brindar a los desarrolladores de la LXP una base de desarrollo de Kubernetes veloz y confiable. Al respaldar la LXP con tecnología abierta, la OMS está mejor preparada para adoptar arquitecturas y aplicaciones emergentes de forma iterativa y gradual, y de proveer valor a los trabajadores de la salud de todo el mundo en tiempo real. Además, al ser una plataforma Kubernetes agnóstica en la nube, Red Hat OpenShift permite a la OMS escalar la LXP en función de la demanda sin depender de un proveedor de nube en particular.

“Hace tiempo que la OMS ejerce el papel de pionera en lo que respecta a la creación de soluciones innovadoras para los recursos de la salud pública. Ha sido un verdadero honor trabajar junto con el organismo para desarrollar una plataforma open source con el potencial de perfilar la forma en que el mundo responde no solo a la crisis que plantea el COVID sino a futuras adversidades en materia del cuidado de la salud”, comenta Hans Roth, vicepresidente sénior y gerente general de Servicios Globales, Red Hat

El director de sistemas de información, salud digital de la OMS, Bernardo Mariano afirma que colaborar con con Red Hat Open Innovation Labs proporcionó a ese organismo un enfoque más flexible y receptivo para crear soluciones con tecnologías open source.

“Pudimos diseñar una plataforma DevOps que no se limita a brindar información y conocimientos relevantes y oportunos sobre el COVID a los trabajadores de la salud de todo el mundo, sino que además puede ampliarse y adaptarse para atender las necesidades que surjan en el futuro”, afirma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here