Inestabilidad a punto de elecciones en Haití

0
121

Tras un período de precaria estabilidad política, las protestas en Haití se intensifican mientras se acerca el 7 de febrero de 2021, fecha en que, según sectores de la oposición, el presidente Jovenel Moïse debe abandonar el poder.

Las plataformas hostiles protagonizaron una masiva movilización para exigir la renuncia del mandatario y denunciar la inseguridad y la impunidad; sin embargo, fueron sistemáticamente reprimidos por la policía.

Una fracción, liderada por Moïse Jean-Charles, logró llegar a la embajada de Estados Unidos, y acusó al país norteño de imponer jefes de Estado en Haití, destruir la producción nacional y respaldar la inseguridad mediante elecciones fraudulentas.

Además de la oposición, que sufre un proceso de desintegración luego de varios escándalos de corrupción, organizaciones civiles y un grupo de policías rebeldes también tomaron las calles en los meses recientes.

Las manifestaciones de estos últimos estuvieron marcadas por la violencia, quema de vehículos estatales, ataque a instituciones públicas y reclamos de aumentos salariales y otras primas económicas.

Las organizaciones sociales, por su parte, critican el clima de inseguridad que esta semana cobró la vida de cuatro adolescentes, a pesar de que el nuevo jefe policial, León Charles, prometió restaurar la paz y combatir a las bandas armadas, cuyo control de los barrios vulnerables es cada día más extenso.

En este contexto, Haití se encamina hacia unas elecciones generales para renovar a su personal político, además de un cambio constitucional ampliamente criticado por los sectores del país.

El pasado miércoles, el ministro del Interior, Audain Fils Bernadel, señaló que los comicios de 2021 podrían realizarse en dos etapas, la primera para elegir a los parlamentarios y luego a las autoridades locales y al jefe de Estado.

Quienes dicen que el mandatario termina en 2021 tienen un problema aritmético. «El presidente Jovenel llegó al poder el 7 de febrero de 2017, se irá el 7 de febrero de 2022», aseguró.

La renuencia del gobernante a salir del Palacio Nacional podría desencadenar una nueva crisis política en una nación marcada por la pobreza, los disturbios y la corrupción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here