Panamá retoma las restricciones por el aumento de casos de la covid-19

0
156

Las autoridades de Panamá reimplantaron las restricciones a la movilidad y a la venta de licor en la populosa provincia de Panamá Oeste, aledaña a la capital, para frenar el repunte de la covid-19, que hasta este martes acumula 167,311 casos y 3,098 muertes en el país y amenaza la capacidad hospitalaria.

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, anunció en una alocución televisada que a partir del próximo viernes en Panamá Oeste regirá un toque de queda desde las 9 de la noche hasta las 5 de mañana, y que la venta de licor queda prohibida entre las 7 de la noche y las 5 de la mañana.

Las continuas “fiestas clandestinas” y en espacios públicos que han quedado documentadas en redes sociales y que han ‘dificultado’ la labor de la fuerza de tarea conjunta “para mantener el orden”, llevaron al Ministerio de Salud (Minsa) a imponer las restricciones, explicó Sucre.

En Panamá Oeste, junto con la provincia Panamá, donde está la capital, vive casi la mitad de los 4,2 millones de habitantes de este país centroamericano, que sigue marcando una de las mayores tasas de transmisión del virus en el continente.

En todo Panamá se mantiene un toque de queda entre las 11 de la noche y las 5 de la mañana, recordó Sucre, y señaló que quien sea sorprendido incumpliendo las normas establecidas por el Minsa se le suspenderá el pago del “bono solidario”, la ayuda de 100 dólares mensuales que entrega el Gobierno a los más afectados por la pandemia.

Disponibilidad de camas de 45 %

Panamá, que desde el pasado 12 de octubre intenta una “nueva normalidad” con casi todas las actividades económicas abiertas, vive un repunte de la covid-19 que se expresa en que los nuevos contagios diarios no bajan de mil desde la segunda semana de noviembre pasado, con la cifra récord de 1,755 reportados el día 26 de ese mes.

Pese al aumento de la covid, que está marcando cifras incluso superiores a las registradas en el primer pico de la pandemia en el país, en julio pasado, Panamá cuenta con un margen de camas para atender la emergencia, dijo el titular de Salud.

“Hay disponibilidad del 45 % de camas a nivel nacional”, lo que ha sido posible porque en un año estas aumentaron de 4,958 a 6,034, dijo Sucre.

Durante la pandemia se ha contratado a más de 1,800 profesionales de la salud y se ha aumentado paulatinamente el número de pruebas, hasta cerca de las 10,000 diarias en promedio, lo que sitúa a Panamá como el segundo país del continente que realiza más test por cada 100,000 habitantes, solo superado por EE.UU., afirmó el ministro.

El Gobierno además ha invertido millones de dólares en el sistema sanitario como parte “de la estrategia para garantizar las condiciones” que permitan resguardar la vida y salud de la población manteniendo la “economía funcionando”, añadió Sucre.

Funcionarios del Gobierno han afirmado que pretenden enfrentar el repunte de la pandemia evitando más afectación de la economía, muy golpeada tras más de 6 meses de un cierre prácticamente total.

Las cifras de la COVID-19

El Minsa reportó este viernes 1,505 nuevos casos de la covid y 19 muertes, que elevaron a 167,311 los contagios y a 3,098 las muertes acumuladas desde el pasado 9 de marzo.

Hay 1,207 pacientes hospitalizados, 166 en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y 1,041 en sala general, mientras que 16,848 están aislados en sus casas y 640 en hoteles-hospital.

La mayoría de las defunciones se siguen registrando en la población mayor de 60 años, 2.299 de las 3,098 defunciones por la covid, que registra en el país una tasa de letalidad del 1,9 %.

El director de la Caja del Seguro Social (CSS), Enrique Lau, alertó de que están aumentando las hospitalizaciones y que los pacientes llegan cada vez en peores condiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here