Trabajadores de lavanderías de hospitales de NYC exigen protecciones ante aumento de casos de COVID-19

0
197

Decenas de trabajadores de las lavanderías a las que a diario son enviadas batas hospitalarias, sábanas, toallas, guantes quirúrgicos y cubiertas de cama de los 11 hospitales públicos de la ciudad de Nueva York, se plantaron este jueves frente al Hospital Lincoln, en El Bronx, para exigir protecciones ante el aumento desbordado de contagios de COVID-19 que se está dando y que se prevé aumentará en los próximos días en la Gran Manzana.

Los manifestantes, miembros de la Unión Sindical Conjunta de de Trabajadores de Lavanderías, Distribución y Servicios de Comida, exigieron a la compañía Unitex, contratista pagada por la Ciudad que ofrece los servicios a los los hospitales, que les de los implementos de protección necesarios y que cese en su intento de quitarles beneficios pensionales. Asimismo pidieron a Health + Hospitals, que maneja los hospitales públicos que se pongan del lado de estos empleados sumándose a la exigencia de mejores condiciones laborales y protecciones contra el coronavirus.

“Estos trabajadores han estado limpiando ropa de cama hospitalaria durante la pandemia, incluso algunas piezas contaminadas de Covid, poniéndose en riesgo y haciéndolo de manera comprometida, por lo que no les podemos dar la espalda ahora cuando Unitex se rehúsa a a comprometerse a darles las protecciones básicas”, aseguró Megan Chambers, codirectora de unión sindical de trabajadores de lavanderías.

La líder sindical destacó que de los 1,100 trabajadores dedicados a estas labores, el 90% son latinos, una comunidad afectada de manera desproporcionada por el impacto del COVID-19 en la Gran Manzana, por lo que pidió respaldo de los hospitales.

“Queremos que los jefes de los hospitales públicos se junten con nosotros para decirle a Unitex que tienen que dar contratos justos y grarantizar su seguridad básica, en cuanto al Covid. Sería una barbaridad, en este momento, quitarles beneficios de los que han gozado por décadas, pues los trabajadores respetan a la comunidad y Unitex tiene que respetarlos”, agregó Chambers, advirtiendo que de llegar a darse una huelga masiva de trabajadores de lavanderías hospitalarias, habría una crisis que no sería “irresponsable” permitir por parte de Unitex.

Los manifestantes aseguraron que la compañía contratista en mención tiene ingresos de $150 millones al año, por lo que no puede permitirse que dejen rezagados en protecciones, salarios y beneficios pensionales a los trabajadores.

Mateo Canela, quien lleva 20 años trabajando para Unitex, denunció que no solamente en su sitio de labores no se respeta el distanciamiento social entre los empleados sino que dijo que no cuentan con los equipos de protección necesarios y que varios de sus compañeros han dado positivo a COVID-19.

“Ellos nos están usando y justo en un momento tan duro nos quieren quitar los beneficios de las pensiones. NO podemos permitir eso y le pido a la Ciudad que nos ayude, pues ellos son los que le pagan a esa compañía y tienen derecho a exigir protecciones para nosotros”, dijo el trabajador, quien pidió además que se hagan pruebas a los trabajadores en su sitio de trabajo, como medida preventiva.

Maritza García, otra de las trabajadoras de las lavanderías, criticó que en los sitios de trabajo ni siquiera tienen acceso a la mano a los materiales de protección.

“Esta compañía no valora el sacrificio que hacemos poniendo nuestra vida en riesgo y no solo no nos dan la protección que necesitamos, sino que incluso hasta los guantes los mantienen bajo llave“, dijo la salvadoreña.

El concejal y congresista electo Ritchie Torres, se sumó a la protesta y pidió que no se juegue con la salud y la vida de los trabajadores. “Estos trabajadores esenciales merecen ser tratados con dignidad y respeto y trabajar en un ambiente en el que reciban propias protecciones para asegurar su seguridad. Y Unitex tiene que hacer lo correcto”.

Mark Levine, presidente del Comité de Salud del Concejo Municipal, tambien acompañó a los manifestantes e hizo un llamado a Health + Hospitals a dar el paso adelante por los trabajadores.

“Health + Hospitals son los que entregan el contrato y pueden exigir ciertas medidas. Es obligación exigir un contrato justo para estos empleados que nos ayudan a mantener nuestros hospitales limpios y seguros todos los días. Sin ellos, ningún hospital podría funcionar“, dijo el concejal. “No podemos permitir que la compañía a la que nosotros como Ciudad le pagamos más de $50 millones de dólares, ignore sus reclamos. Debe haber transparencia, Unitex debe informar cada vez que hay un enfermo de COVID y ofrecer un aumento razonable, dar medidas para su salud y un contrato justo con los beneficios que merecen ellos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here