Critican decretos sobre seguridad emitidos por el Gobierno en Haití

0
212

La Fundación Je Klere de Haití criticó los recientes decretos sobre seguridad emitidos por el presidente Jovenel Moise y advirtió sus similitudes con las legislaciones del periodo dictatorial.

Según la organización que defiende los derechos humanos, las disposiciones del mandatario carecen de legitimidad, al ser dictadas en un complejo escenario político, al que califican de estado de excepción no declarado por las autoridades.

A finales de noviembre, Moïse aprobó la creación de una Agencia Nacional de Inteligencia, con el propósito de fortalecer la seguridad interna y externa de Haití.

De manera paralela, amplió la calificación de actos de terrorismo, lo que según sus críticos, es una legislación para normalizar la represión y penalizar en disenso.

En un extenso informe, esta Fundación señala que la misión del nuevo organismo se reduce a implementación de la política gubernamental, por lo que los métodos y técnicas no tendrán necesariamente como objetivo ayudar a la sociedad a mantener su soberanía.

Rechazaron, además, que el decreto no prevé ninguna estructura de control independiente, por lo cual la ANI puede representar un «peligro real» para el Estado de derecho y una amenaza para las libertades de los ciudadanos, aseveraron.

«No es razonable convertir a la ANI en una autoridad secreta, autocontrolada y autoadministrada con todos los poderes de información, instrucción y policía», enfatizaron.

También establecieron paralelismos con los decretos emitidos por François Duvalier para perpetuarse en el poder y las amenazas que representaron sus sistemas de represión.

Ya el fin de semana, parte de la comunidad internacional expresó su preocupación por la inmunidad casi legal de los agente de la ANI, lo que abre la posibilidad de abusos, aseguraron.

También alertaron sobre el fortalecimiento de la seguridad pública que amplía la calificación de acto de terrorismo y prevé penas especialmente severas de 30 a 50 años de prisión.

Las normativas recibieron además críticas de partidos hostiles y organizaciones de la sociedad civil, para quienes el presidente intenta instalar una nueva dictadura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here