De Blasio anuncia que en enero se vacunará a 1 millón de neoyorquinos contra el COVID-19

0
226

La ciudad de Nueva York se despidió del 2020 con un saldo de más de 25,000 muertes y 430,629 contagios ocasionados por el COVID-19, y un promedio de nuevos casos diarios del 8.87%, con 3,259 personas infectadas en promedio de 7 días. Las hospitalizaciones del último día alcanzaron los 199 pacientes, y ante la preocupación por el aumento de neoyorquinos adquiriendo el virus, el alcalde Bill de Blasio anunció que la Gran Manzana recibirá el 2021 con un compromiso complejo: vacunar a 1 millón de personas en el mes de enero.

“La resolución de Año Nuevo más importante que podría ofrecerles en el mes de enero es que vacunaremos a un millón de neoyorquinos. A 1 millón de personas llegaremos en enero. Esta ciudad puede hacerlo”, aseguró De Blasio, destacando que Nueva York cuenta con lo necesario para asumir semejante reto. “Los increíbles profesionales de la salud de esta ciudad están listos. Vamos a establecer nuevos sitios en toda la ciudad además de los muchos, muchos sitios que ya están operando, vamos a expandirnos desde nuestros hospitales y nuestras clínicas a clínicas comunitarias, a ubicaciones que instalaremos en todas partes”.

El Alcalde aseguró que una de las prioridades será llegar a más de 250 locaciones en toda la ciudad y expandir los puestos de vacunación.

“Este será un esfuerzo enorme. Esto será parte del esfuerzo de vacunación más grande en la historia de la ciudad de Nueva York. Va a costar mucho trabajo. Va a necesitar una tremenda urgencia y concentración”, dijo el burgomaestre, insistiendo en la necesidad de apoyo de diferentes sectores, entre ellos del nivel federal, una vez Trump deje la Casa Blanca. “Necesitaremos ayuda del gobierno federal. Necesitaremos ayuda del gobierno estatal. Necesitaremos ayuda de los fabricantes de vacunas, pero le estamos dejando claro al mundo entero que podemos lograr un millón de vacunas en enero”.

A pesar del propósito para enero, De Blasio reconoció que la Gran Manzana está todavía lejos de alcanzar esa meta, pues los neoyorquinos vacunados hasta ahora no llegan ni siquiera a 90,000.

“No estamos ni cerca de donde debemos estar. Hasta ahora, 88,000 neoyorquinos han sido vacunados. Eso es genial. 88,000 personas no es nada despreciable. Pero tenemos que ir a toda marcha ahora”, dijo el Alcalde. “Necesitamos cada día acelerar y llegar a más y más personas. Y estamos comprometidos a hacerlo”.

El demócrata quiso contagiar a los neoyorquinos de un ambiente de optimismo, luego de recordar todo el dolor que dejó el COVID-19 en los cinco condados.

“Ahora hay muchas buenas noticias, muchas buenas noticias por delante. El 2021 será un año de buenas noticias, pero 2020 pasará a la historia como uno de nuestros años más tristes y difíciles, posiblemente el año más difícil en la historia de la ciudad de Nueva York”, destacó De Blasio, advirtiendo que el 14 de marzo de 2021 se creará como el día especial para honrar a quienes fallecieron, ya que marcará el primer año de la primera muerte por COVID en la ciudad.

“Sabemos que ha sido increíblemente difícil pasar por este dolor sin la posibilidad de llorar en tantos casos, sin la posibilidad de estar con seres queridos. Entonces, es importante que tengamos un día de recuerdo”, agregó el político, destacando que espera que el 2021 sea un año para festejar, siempre y cuando los neoyorquinos sigan cumpliendo por ahora las normas de protección básicas.

“El año que viene, podremos celebrar todo lo que queramos si hacemos esto bien, pero si la gente sigue enfermándose por hacer algo incorrecto, no va a acelerar nuestros días de recuperación”, anticipó el mandatario, advirtiendo que hasta el momento no se ha encontrado la presencia de la nueva cepa del coronavirus que es más contagiosa.

Por otro lado, el mandatario local reveló que debido a la pandemia del COVID, y la necesidad de los neoyorquinos para tener acceso a servicios e información, durante este 2020 la línea de ayuda del 311 recibió la cifra récord de 23,5 millones de llamadas, la más alta en casi 18 años de funcionamiento del programa de ayuda.

El líder político de la Gran Manzana destacó que esa línea fue “un salvavidas” particularmente durante el inicio de la pandemia, cuando miles de neoyorquinos necesitados llamaban para solicitar comidas, atención médica, pruebas y dispositivos de aprendizaje remoto para los niños.

“Cuando los neoyorquinos necesitan ayuda para encontrar alimentos, pruebas, dispositivos de aprendizaje remoto y más, acuden al 311”, dijo De Blasio. “Es difícil imaginar un momento más difícil que el 2020, pero pensemos por un momento cuán perdidos estaríamos sin los trabajadores esenciales del 311.

El promedio de llamadas al 311 aumentó en 20% con respecto al 2019, y al mismo tiempo, los períodos de espera se redujeron en 33 segundos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here