MADRID: Al menos tres muertos y varios heridos tras explosión edificio

0
226

Una fuerte explosión en el centro de Madrid, en la calle Toledo, ha dejado al menos tres muertos, seis heridos y un desaparecido. El estallido, provocado por un escape de gas, ha derrumbado varias plantas de un edificio que pertenece a la parroquia de la Virgen de la Paloma, entre una residencia de mayores y un colegio.

Según ha podido saber RTVE, los fallecidos son una mujer, de 85 años, y dos varones, cuya edades se desconocen. El delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, ha apuntado la fuga de gas como causa de la deflagración y ha señalado que la persona desaparecida es un operario que estaba reparando la caldera.

Los seis heridos, uno de ellos grave, están siendo trasladados a diferentes hospitales de la capital. Entre ellos, podemos confirmar que se encuentran un varón de 26 años, con una fractura de tobillo y un trauma lumbar; un varón de 53 años, leve; y un tercer varón, con fractura en una pierna.

La detonación, en torno a las 15 horas, ha afectado a al menos cuatro plantas de la finca situada en el número 98 de la calle de Toledo. Sgún informaba la propia parroquia, se trata de los salones y viviendas de los sacerdotes, que ya han sido atendidos por el Samur y están fuera de peligro.

Desalojo de los mayores y vecinos
La Policía ha desalojado a todos los vecinos de la calle, que han sido reubicados en un hotel cercano. Por su parte, el Samur Social ha puesto a salvo también en un centro cercano a los mayores de la residencia colindante.

La cuenta oficial de Protección Civil ha pedido a los ciudadanos que traten de evitar la zona y dejen las vías libres para facilitar el paso a los servicios de emergencias.

Según ha informado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, instantes después de la explosión, e El bloque se ha incendiado por dentro, con riesgo de un «embalsamiento de gas», por lo que los bomberos no han podido intervenir inmediatamente para no provocar un derrumbe.

Lsa personas que se encontraban en la residencia de mayores Los Nogales y en el Colegio La Salle han salido ilesas pese a los destrozos. Ahora, los bomberos tratan de averiguar si se han producido daños estructurales en los muros.

El director de la residencia: «Todos los residentes están bien»
La explosión registrada minutos antes de las 15:00 horas no ha dejado víctimas entre los mayores que viven en la residencia Los Nogales, situada junto al edificio que se ha derrumbado.

El director del centro, Antonio Berlanga, ha asegurado en el Telediario que «todos los residentes están bien» y que están preparando plazas en otros edificios, por si los bomberos determinan que no pueden volver a la residencia para pasar la noche. «Pedimos a los familiares que no llamen a los teléfonos, no hay ningún herido», ha señalado.

Al menos nueve dotaciones de bomberos y once unidades del Samur se han desplazado para asegurar la zona y atender a los afectados la explosión, que se ha podido escuchar a kilómetros de distancia y ha dejado la calle cubierta de cascotes y escombros.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, así como el delegado del Gobierno en Madrid, se han desplazado a la zona, mientras el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se han pronunciado a través de sus respectivas cuentas de Twitter, pendientes de la evolución del suceso.

Una testigo: «He visto taxis desaparecer en la humareda»
La explosión de un edificio en la calle Toledo ha dejado momentos de mucho miedo entre los vecinos de la zona. Tania, una joven que se encontraba a pocos metros del lugar, ha explicado cómo lo ha vivido en el Telediario.

«He notado como si algo me pasara por la espalda (…) Al momento estaba toda la calle Toledo llena de restos de cristales, de ladrillos. He visto taxis desaparecer en la humareda. Si llego a pasar un poquito más abajo no estoy aquí contándolo», ha relatado. Su «acto reflejo» ha sido llamar inmediatamente a los servicios de emergencia por temor a que hubiese víctimas, como se ha confirmado más tarde.

TVE ha hablado también con Irene Cacabelos, otra testigo del suceso, quien ha asegurado que la explosión ha sido “brutal”. “A los segundos vimos caer de cascotes del cielo y mucho humo”, ha explicado.

Los bares de la zona también se han prestado para dar cobijo a algunos de los mayores y trabajadores de la residencia de La Paloma afectados por la explosión.

«Si alguien tiene familiares en el centro de mayores de la calle Toledo y quiere contactar estamos con ellos a resguardo en los bares cercanos», compartía el Café Pavón en su cuenta de Twitter, antes de que el Samur Social trasladara a los mayores a otro centro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here