Frenan el plan de vacunación contra el COVID-19 en Nueva York porque todas las primeras dosis disponibles se agotaron

0
186

El proceso de vacunación contra el COVID-19 en Nueva York entró este viernes en un gran abismo, cuando el gobernador Andrew Cuomo reconoció que “hoy nos quedamos sin suministros. Todas las dosis de la semana primera a la quinta se agotarán al final del día. Puede que ya estén agotadas”, especificó el mandatario durante una sesión informativa al mediodía.

El Gobernador informó que “por ahora” no hay noticias sobre un aumento “a corto plazo” de las dosis para Nueva York, igual se espera recibir 250,000 dosis la próxima semana, de las cuales 109,000 estarán destinadas a la Gran Manzana. Al ritmo de la tasa de distribución actual este lote duraría apenas unos tres días.

Con 300,000 inyecciones esperando en los refrigeradores para segundas inyecciones en la ciudad de Nueva York, se ha planteado en las últimas horas como ‘plan b’ darlas como primeras dosis, esto implicaría retrasar unas semanas la segunda inyección para aquellos que ya recibieron la dosis inicial. Esta idea está sujeta a una autorización por parte de la Administración federal.

Tanto el Gobernador, como el alcalde Bill de Blasio, confirmaron que esta semana el plan de inoculación se aceleró, pero las vacunas se quedaron cortas para la amplia demanda de personas mayores de 65 años, maestros, policías, rescatistas y personal de salud y ancianatos que aplican para las etapas 1A y 1B.

A mitad de la próxima semana
En la ciudad de Nueva York, más de medio millón de personas han sido vacunadas por los programas de la Ciudad, pero solo hay esperanzas de que muchos centros de vacunación se reactiven a mitad de la próxima semana cuando el gobierno federal envíe más dosis.

“Buscamos respuestas claras y quiero ser justo con el nuevo equipo de Joe Biden. Apenas están entrando por la puerta. Creo que se necesitarán unos días para tener una idea clara de las vacunas disponibles para cada región”, acotó De Blasio.

Fuentes periodísticas aseguran que el gobernador Cuomo, tratando de apurar el ritmo, hizo algunos trámites para comprar de manera directa las dosis a las farmacéuticas, pero para eso se requiere una autorización de Washington.

Solamente en la Gran Manzana se debieron cancelar 22,000 citas programadas para este fin de semana y de manera provisional se cerraron 15 centros de inmunización, porque como habían calculado las autoridades de Salud, se están terminando las dosis del nuevo fármaco de Pfizer y Moderna.

Con el agua al cuello
Las autoridades de Salud de Nueva York reportan que hasta este viernes ya el 93% de inmunizaciones dirigidas a primera dosis se habían inyectado.

“Tenemos la capacidad operativa para hacer aún más, pero necesitamos más suministros porque el problema real es que la demanda supera a la oferta”, precisó Cuomo.

Durante la segunda semana del lanzamiento de la vacuna, después del pasado 15 de diciembre, Nueva York recibió 392,000 dosis. Desde entonces ese número se ha reducido a alrededor de 250,000 cada siete días. Incluso cuando el número de personas elegibles para la inoculación se ha expandido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here