La pandemia sigue destruyendo empleo en Nueva York

0
159

La tasa de desempleo de la ciudad de Nueva York se rebajó ligeramente en diciembre para quedar en 11.4% frente al 12.1% del mes anterior. Sigue siendo tozudamente más elevada que la del estado que fue del 8.2% (0.2 puntos porcentuales menos que en noviembre) y que la del país que quedó en el 6.7%).

Y todo ello mientras el mes pasado se destruyó empleo.

El Estado perdió 37,200 puestos de trabajo de ellos, 22,100 de empresas privadas. Es el corrosivo sello de la pandemia de la COVID sobre el mercado laboral.

Los porcentajes mejoran porque como pasa en todo el país estos solo representan una parte de la realidad. Hay muchas más personas que han abandonado la idea de tener un trabajo y no cuentan como desempleados.

Con 157,600 empleos menos ha cerrado el sector de la educación y servicios de salud. El segundo más afectado por la crisis, seguido por el de comercio, transporte y servicios domiciliarios como el del agua o el gas.

El sector más afectado en el año es el de la industria de los hoteles, bares, restaurantes que han visto como en el año que se acaba de cerrar se han evaporado casi el 39% de todos los empleos. Unas 366,600 personas ya no sirven mesas, preparan comidas o bebidas, reciben viajeros en hoteles o dan servicios en áreas de conciertos en el estado. Muchos de los locales donde eso ocurre han cerrado.

Es la industria que más empleo ha perdido con diferencia en el estado. Las restricciones al servicio interior en la ciudad y el frío está volviendo a ser un revés para una industria que además depende mucho de un consumo interno que lleva meses retraído por la crisis y la falta de turismo.

En NYC solo los bares y restaurantes han perdido 140,700 empleos, un 43% del total en el año. Son cifras que recordaba Andrew Rigie, director ejecutivo de la NYC Hospitality Alliance, quien describió la crisis como “algo que nunca se ha experimentado antes”. Solo entre noviembre y diciembre se han perdido 11,700 empleos en el sector “lo que puede atribuirse a más cierres permanentes de restaurantes, el cierre del servicio dentro de los locales por segunda vez y menos cliente en la calle por las temperaturas invernales”, señala Rigie.

Desde esta organización se vuelve a hacer un llamamiento a Washington para que se apruebe el Restaurant Acts que supone la concesión de grants, o dinero que no se tiene que devolver, para mantener los negocios abiertos. En el último estímulo fiscal no se contempló esta ayuda específica pero se dieron mejores condiciones a los dueños de locales para optar a los préstamos PPP que son parcialmente perdonables.

CIFRAS

578,000 son los empleos que se han perdido en la ciudad de Nueva York con respecto a diciembre de 2019. Una caída del 12.2%

-5.8% es el porcentaje de caída de empleos en la construcción en el estado de Nueva York

5.9% es la tasa de desempleo en el estado de Nueva York una vez que se excluye la ciudad, en 2019 era del 4.1%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here