Sostienen que mandato constitucional de Haití termina en febrero

0
123

La profesora haitiana Mirlande Manigat sostuvo que el mandato constitucional del actual presidente, Jovenel Moïse, termina el 7 de febrero, como exigen franjas opositoras y organizaciones de la sociedad civil.

En medio de la nueva tensión sociopolítica que atraviesa el país con reclamos al mandatario para que abandone su puesto, la excandidata presidencial en la contienda de 2010, aseguró que la «cancelación» de las elecciones en 2015 por denuncias de fraude no afecta su naturaleza, realidad y consecuencias.

«Las elecciones se reanudaron en 2016. Fue una continuación y no el inicio de un nuevo acuerdo», subrayó la profesora en derecho constitucional.

El hecho de que el ganador no haya prestado juramento hasta el 7 de febrero de 2017 no introduce una brecha legal con las elecciones, si no una irregularidad formal. Por tanto, legalmente, de acuerdo con la Constitución, el mandato de Moïse comenzó el 7 de febrero de 2016 y finaliza cinco años después, el 7 de febrero de 2021.

Desde mediados del año pasado se acrecentó el debate sobre los tiempos constitucionales, mientras el jefe de Estado desestima a sus contrarios y recientemente aseguró que mantendrá su cargo hasta 2022.

Es inaceptable que cada presidente tenga que llegar a un acuerdo antes del fin de su mandato, cuando el «dueño del poder» es el pueblo haitiano, dijo el gobernante durante una intervención a través de las redes sociales el pasado lunes.

Más adelante, subrayó que su mandato concluye en 2022 y se comprometió a realizar elecciones «honestas, creíbles, transparentes e inclusivas para el país».

Moïse juró como presidente en el marco de una fuerte crisis política y un vacío de poder que se profundizó a inicios de 2016, cuando el exmandatario Michel Martelly abandonó el cargo sin un sucesor, tras la anulación de las elecciones de 2015.

Ya en junio de 2020, Manigat indicó que la juramentación de Moïse en 2017 no introduce una discrepancia jurídica con las elecciones, si no una incorrección protocolaria.

Sus adversarios, por su parte, impulsan un calendario de movilizaciones antigubernamentales, al que se unieron varios gremios sindicales con la convocatoria de huelga general, para exigir que Moïse respete las disposiciones de la Constitución.

También organizan un gobierno transitorio para que dirija el país en los próximos tres años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here