Más burocracia que servidora de agua es el INAPA

0
57

De las pocas instituciones públicas que pese a llamársele elefante blanco presenta su nómina con la cantidad de empleados fijos, contratados y acueductos y el monto que ganan, es el INAPA.

Una simple comparación de la nómina de la administración del PLD con la empleomanía de las autoridades del PRM nos muestra que hoy está igual de contaminada pero más abultada que ayer.

Para el mes de julio del 2020, un mes ante de las elecciones presidenciales y dos meses antes de asumir las actuales autoridades, había una nómina en INAPA de:

Empleados fijos 1,340 – Salarios $48, 736,175

Empleados acueductos 3,414 – Salarios $43, 854,805

Empleados Contratados 14 – Salarios $1, 469,186

Sin embargo, tras el triunfo de Abinader en agosto del 2020 y debido a cancelaciones y nombramientos, 5 meses más tarde, en Diciembre, la nómina en vez de reducirse, como se prometió, ha sido aumentada:

Empleados fijos 1,435 – Salarios $61, 055,461

Empleados acueductos 3,695 – Salarios $49, 306,316

Empleados contratados 25 – Salarios $2, 888,077

De 4,768 empleados que había en la nómina del PLD pasamos a 5,175 en la del PRM. Hay 95 empleados fijos más, 281 empleados de acueductos más y 11 empleados contratados más. Y de $94, 060,166 pasamos a $113, 249,854, un incremento de $19 Millones más.

A partir de agosto 2020 que estuvieron ambos gobiernos, surgieron 8 nóminas más: en proceso de pensión, militares, Jornaleros, y de Santiago y San Cristóbal.

MILITARES

Aunque estas nóminas se redujeron a 9 en diciembre, aún siguen nombrando militares en violación a la ley. 443 militares figuran en la nómina ocasional de diciembre 2020 con más de $3 millones. Y 566 empleados en trámites de pensión con un monto salarial de $8,123,426.

A pesar de las críticas de funcionarios actuales en contra de los empleados contratados a los que llamaron nominillas, de 3 asesores contratados que había, el PRM lo llevó a 9 asesores. El salario de estos servidores es un lujo comparados con otros funcionarios.

Cualquiera que revise la nómina de acueductos tanto del gobierno de Danilo como del gobierno de Abinader se dará cuenta del poco interés que tienen los políticos para corregir las deficiencias y la mala calidad del agua pues el 95% de los empleados cobra de $10 mil a $6 mil.

Hay salarios tan bajos y precarios en Inapa que para compensarlos han alquilado 7 guaguas por $14 millones bajo contrato con la Empresa Daili para transportar gratis desde y hacia la sede central a 350 empleados que viven lejos por 22 días durante 12 meses.

De seguir fomentando la privatización y debilitando al INAPA y a la CAASD con gastos superfluos, ningún gobierno podrá garantizar este servicio vital y seguiremos en la misma crisis de abastecimiento y sin el servicio de agua potable que tanto anhela la población.

Todos, desde Leonel, Hipolito y Danilo han hecho lo mismo. Estudios, foros, reformas, mesas, congresos y convenciones pero terminan politizando las instituciones y se olvidan que el agua es un derecho y que es un servicio estratégico que debe garantizarse.

¿En qué consiste el plan de agua de Abinader? Pagarle a empresas para construir acueductos y hacer reparaciones y conexiones. Desde octubre hay cientos de contratos esperando presupuesto. Todos se burlan y nos marean y nos engañan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here