La frontera

0
73

La frontera es ese pedazo de tierra que nos divide o nos acerca al otro lado, a nuestros vecinos por obligación y para algunos hermanos por elección y con los que sin más alternativa compartimos esta isla, con todo lo que implique.

Es esa franja que acoge a la población con la más alta tasa de pobreza, sobre todo en la parte sur y esa miseria ancestral parece vuelta costumbre para el resto del país y para las autoridades.

Desde el Estado son enunciados planes, aprobadas leyes y creadas entidades para paliar esa vulnerabilidad, sin que la gente reciba los beneficios de esas estrategias.

Dirección de Desarrollo Fronterizo, ley de incentivo para propiciar que las zonas francas operen desde allí, programas para alentar el progreso en esas demarcaciones para evitar que su población emigre y que sí pueda vivir de forma digna.

Pero los resultados, tan pocos para tantos, arrojan que solo unos cuantos gozan de los privilegios y que esos cuantos no estaban preciso entre los más desfavorecidos. Al contrario ha sido una plataforma para aumentar patrimonios.

Así, mientras, los planes llevan décadas en una ejecución que habría que ‘encomillar’, la miseria sigue como un lastre, en cuyo nombre locales y sobre todo foráneos obtienen prebendas lancinantes.

¿Hasta cuándo miraremos inconmovibles esta situación, hasta cuándo seguirán las prerrogativas a sectores ajenos, de verdad están estructurados estos programas para bien de los habitantes de esas comunidades, de esos seres al margen en toda la extensión de la palabra?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here