El 15 de febrero ampliarán elegibilidad para vacunar a personas con condiciones de salud riesgosas en Nueva York

0
141

El COVID-19 sigue cobrando vidas en Nueva York, y justo cuando se han aplicado más de 860,000 dosis de la vacuna contra el coronavirus en la ciudad, el gobernador Andrew Cuomo anunció este viernes que aunque en el último día hubo 153 nuevas muertes en el estado, la buena noticia es que el promedio de contagios sigue disminuyendo. Por el contrario, en el caso de la Gran Manzana, el índice de contagios de 7 días se ha mantenido estable, en un punto muy alto, alrededor del 8.5 y 9%, y aunque las muertes contabilizadas en la semana han sido 423, ese número ha disminuido comparado con semanas previas.

El mandatario estatal señaló que la tasa de positividad en todo el estado fue de 4.31% en las últimas 24 horas, el promedio diario más bajo desde el pasado 28 de noviembre, con 8,777 nuevos contagios, mientras que el porcentaje de contagios de los últimos 7 días alcanza el 4.67%.

“Las cifras continúan disminuyendo después de nuestro aumento posterior a las vacaciones, pero aún no estamos fuera de peligro“, advirtió Cuomo, señalando que no se puede bajar la guardia. “Hemos aplanado la curva por segunda vez porque los neoyorquinos se unieron y se unieron para cambiar su comportamiento. A medida que trabajamos para conseguir inyecciones (de la vacuna) en los brazos, lo más rápido posible, ahora es más importante que nunca mantener esta tendencia a la baja. Seguir llevando una máscara y tener distancia social”.

El Gobernador dijo además que se descubrieron 15 nuevos casos de la cepa del Reino Unido, elevando la cifra a 59, al tiempo que se registraron 1,022 nuevas hospitalizaciones por COVID-19, llevando las cifras de pacientes internados a 7,937 en todo el estado y 3,698 en la Gran Manzana. Asimismo 1,516 personas se encuentran actualmente en las Unidades de Cuidados Intensivos, de ellos 1,000 intubados.

Ampliará la elegibilidad para vacunarse

El Gobernador también anunció que en menos de dos semanas se ampliará la elegibilidad en el proceso de vacunación contra el COVID-19 para personas con comorbilidades (ese un término utilizado para describir dos o más trastornos o enfermedades que ocurren en la misma persona) y mencionó que incluso considerará adelantar la reapertura del servicio interior en los restaurantes, pero no mencionó cuándo sería.

La fecha dada por el mandatario para que los neoyorquinos con comorbilidades puedan calificar para obtener la inmunización sería el 15 de febrero, tratando de que hasta ese entonces los hospitales puedan hacer que más de los trabajadores de salud de primera línea que no se han vacunado lo hagan. A partir de esa fecha, las dosis dispuestas para empleados de clínicas que no se usen, se reasignarían a los gobiernos locales para personas con comorbilidades.

“Las comorbilidades y la edad son los principales factores de morbilidad por el COVID… escuchen este número: el 94 por ciento de las personas que mueren de COVID son personas con comorbilidades u otras afecciones subyacentes. Noventa y cuatro por ciento”, advirtió Cuomo, quien se reunió con el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, para hacer un llamado conjunto.

Los dos mandatarios solicitaron al Gobierno federal que distribuya más fondos de ayuda por el COVID, que sean proporcionales al terrible impacto que Nueva York y Nueva Jersey han sufrido con la pandemia. El Estado de Nueva York tiene el récord doloros de 35,920 muertes y 1,494,322 contagios reportados.

“La emboscada se debió a la negligencia federal. Cuando se habla de equidad, el Gobierno federal debe asignar fondos de una manera que sea justa para esta crisis”, dijo Cuomo, al tiempo que exigió la derogación de la deducción de impuestos estatales y locales (SALT). “Cuando un estado es azotado por un huracán, ese estado recibe alivio. No es que todos los estados reciban alivio, los lugares que pagaron el precio más alto por la emergencia. Nuestro estado y nuestra región pagaron el precio más alto por la emergencia”.

Abre el Estado de los Yankees

Asimismo, el alcalde Bill de Blasio, insistió en hacer un llamado a Washington para que aumente el número de provisiones de vacunas para la ciudad de Nueva York, a fin de que se pueda acelerar el proceso e inmunizar a más personas rápidamente.

Tras la apertura del Estadio de los Yankees este viernes como puesto masivo de vacunación, De Blasio destacó una vez que será solamente para los habitantes de El Bronx, y dijo que de las 15,000 cotas que se asignarán para la primera semana de funcionamiento ya se habían agendado 13,000.

“Esto es para personas que no han podido obtener citas anteriormente. Entonces aún quedan citas, quiero enfatizar eso. Estoy seguro de que irán muy rápido, pero cualquiera que desee una de esas citas y sea residente de El Bronx únicamente, puede visitar el sitio somosvaccinations.com. o llamar al 1-8-3-3-SOMOS-NY (1-833-766-6769)“, dijo el Alcalde, asegurando que con el paso de los díás espera que ese lugar atienda 24 horas.

De Blasio también dijo que siguen trabajando en la apertura del Citi Field, en el Parque de Flushing para vacunar masivamente a los residentes de Queens, uno de los condados más impactados al principio de la pandemia por muertes del COVID-19.

“Estamos recibiendo una fecha exacta en Citi Field. Nuevamente, Citi Field ya estaría activo si hubiéramos tenido el suministro. Entonces esto es lo que es tan frustrante. La ciudad de Nueva York podría estar aplicando medio millón de vacunas por semana en este momento. Simplemente no nos han dado el suministro”, dijo el Alcalde, urgiendo de nuevo al gobierno federal a que envíe más vacunas. “Mi objetivo es que muchos de estos sitios funcionen las 24 horas. Y luego profundizar en cualquier comunidad que no tenga suficientes sitios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here