Persecución judicial a los corruptos, sin tregua, sin cuartel

0
78

La cúpula peledeista, denuncia persecución judicial y pide investigar las fortunas de los miembros del gabinete del presidente Luis Abinader que no tiene aun seis meses en el gobierno. De lo primero nos ocupamos. Lo segundo no tiene méritos todavía.

Pues sí. Hay persecución judicial.

¿ Y que esperaban? ¿Que no los persiguieran?

La procuraduría general de la República con doña Miriam German al frente ha ido desenredando la madeja, conduciendo, dirigiendo o de cualquier manera coordinando investigaciones y armando los casos para que la certidumbre ciudadana de corrupción se corresponda con la evidencia testimonial y documental.

¡Ahh carajo! Persecución judicial.

Melanio Paredes tanto como los otros infames que pasaron de las filas del magisterio a la opulencia no deben esperar otra cosa que no sea persecución judicial.

No solamente es porque se la merecen, es que sin esa persecución ¿cómo podría el país recuperar una parte de lo robado?

Sin esa persecución ¿cómo podría nadie contener las ambiciones y conducta delictivas de algunos de los que hoy día son gobierno?

Sin esa persecución como y quien podría contener y disciplinar otros segmentos de la sociedad dominicana que tienen clarísimo en su mente que: primero hay que perseguir a los de arriba antes de pensar en castigar a los de abajo.

Si la cúpula peledeista cree que va a intimidar a alguien acusando a la PGR de persecución judicial la respuesta nuestra y de todos los que hemos sido víctimas del peledeismo es exaltar, defender, estimular, proteger, alentar, fortalecer, impulsar, avanzar y apoyar por todos los medios esta así llamada persecución judicial que tanto habíamos añorado, que tanto necesitábamos y que tan imprescindible es y resulta para la salud presente y futura de esta patria.

La persecución judicial que dirige la PGR amenaza convertirnos y transformarnos de un país de mierda que hemos sido en estos tiempos a un país de hombres puro, simple y sencillo, pero no de mierda.

Y en cuanto al otro aspecto de la denuncia peledeista de que la PGR busca implicar a Danilo Medina en una investigación por corrupción hasta ganas de reir le dan a uno. Y ¿qué espera ese señor? Que no lo investiguen? Cuando el país entero sabe que la corrupción emanaba del despacho de ese señor, no quiere que lo investiguen?

La PGR no está en manos de Jean Alain sino de Miriam German. A Dios gracias como solía decir mi madre. Pues si, doña Miriam y con ella todo el ministerio público.

Persecución judicial a los corruptos. Sin tregua. Sin cuartel. En todo momento. Hasta las últimas consecuencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here