Vecindarios de la ciudad de Nueva York más golpeados por el COVID-19 están al final de fila para vacunación

0
81

La queja a todo pulmón que la semana pasada le gritaron al alcalde De Blasio en Queens, cuando inauguró el ‘mega centro’ de vacunación en el estadio Citi Field, con tan solo 250 dosis, es real: los vecindarios más golpeados por el COVID-19 son los que menos han podido acceder a la vacunación contra el brote.

Así lo confirmó este martes el propio Alcalde durante su conferencia de prensa diaria, donde presentó una nueva página web que rastrea los porcentajes de vacunación en la Gran Manzana por zona postal, y donde se evidenció que de 1,336,382 de vacunas que ya se han puesto en la ciudad de Nueva York, vecindarios azotados por el coronavirus siguen rezagados en recibir las dosis.

En particular, en los vecindarios de East Elmhurst y Flushing, en Queens, que pusieron gran parte de los más de 7,000 muertos confirmados que dejó la pandemia en ese condado, muchos de ellos latinos, tan solo el 4% y el 6% de los adultos se han vacunado.

La información recopilada por la Ciudad revela una gran disparidad en la distribución de vacunas entre comunidades blancas y aquellos vecindarios latinos y negros. La pobreza también mostró una brecha enorme en la vacunación, pues zonas de mayores recursos están a la cabeza en la inmunización.

Barrios de Manhattan como el Upper East Side y el Upper West Side, y Staten Island, tienen los mayores índices de vacunación contra el COVID-19 en la Gran Manzana, contrario al sur de El Bronx, y el sur y el centro de Queens, y el centro de Brooklyn, azotados por la pandemia de manera desproporcionada, siguen en la cola de la vacunación.

El Comisionado adjunto del Departamento de Salud, Torian Easterling, confirmó la preocupante radiografía para los barrios pobres y afectados por la crisis del COVID-19 con mayor dureza, como ya han estado denunciando latinos que no han podido agendar una cita para vacunarse, ni siquiera con la llegada de centros de inmunización cerca de sus barrios.

“Tal como hemos visto, hay una proporción mucho menor de vacunas que van a los neoyorquinos afroamericanos. Vemos que estas disparidades geográficas también se reflejan (…) Los datos del código postal proporcionan no solo un mapa de los lugares donde se vacuna a los neoyorquinos, sino también es una hoja de ruta para nuestra respuesta al COVID”, aseguró el funcionario. “En las últimas semanas, hemos lanzado sitios de vacunación masiva en Citi Field y el Estadio de los Yankees, sitios que están reservados para los residentes de esos condados. Estos se unen a nuestros 15 centros de vacunación del Departamento de Salud en las escuelas locales y otras clínicas, como la clínica Corona, que opera las 24 horas del día”.

El comisionado Easterling agregó que espera que ese panorama que está dejando rezagados a comunidades vulnerables, cambie en las próximas semanas con el aumento de suministros de vacunas, la gran queja de la Ciudad.

“Tenemos la esperanza de que en las próximas semanas, los neoyorquinos que viven en áreas con menos recursos de atención médica nos vean aún más, mientras luchamos para asegurarnos de que la vacuna sea verdaderamente para todos”, comentó el comisionado. “La parte importante no es solo ganarnos la confianza en torno a las vacunas, sino también asegurarnos de que nuestras comunidades sepan que estamos aquí para servirles de verdad”.

Problemas para hacer citas
José Medina, quien trabaja como repartidor de comida, le dio rostro a los datos revelados por la Ciudad y mencionó que lleva más de dos semanas intentando tener una cita para vacunarse y siempre le dicen que llame después, pues no hay nada disponible.

“No hay duda que los hispanos y a la gente de Corona que tanto sufrimos con el COVID nos han dejado atrás. Para todo siempre somos los últimos, pero creo que esto debería acabar y que nos dieran prioridad a nuestra gente”, dijo el trabajador mexicano.

Jaime Manrique, quien este martes en la mañana recibió la segunda dosis de la vacuna en el centro montado en el Javits Center, hizo un llamado a que más latinos se animen y no le tengan miedo a la vacuna, pero dijo que en su caso la experiencia de agendar sus citas fue muy fácil.

“Todo lo vi muy ordenado y muy organizado, aunque sí creo que faltan más vacunas para que haya más gente que se las pueda poner”, aseguró el escritor.

Asimismo, el trabajador aérero, Carlos AB, quien también fue al mismo lugar a ponerse la segunda dosis de la vacuna, reconoció que sacar la cita fue muy complicado, ya que el sistema en internet no estaba funcionando muy bien cuando la agendó.

“Aquí adentro todo ha sido muy organizado y rápido, pero si batallé sacando la cita en la página, pues me tocó hacer como 10 intentos antes de que me la dieran”, dijo el joven mexicano.

A pesar de la disparidades que muestran los nuevos datos de la Ciudad sobre el acceso a las vacunas, el alcalde De Blasio dio un parte de optimismo, al afirmar que la Ciudad ha estado promoviendo mayor acceso a las aplicación de vacunas, y destacó que la semana pasada se batió un récord.

“A pesar de todos los retos y todas las cosas que no son como deberían ser, y el apoyo que todavía estamos tratando de obtener del gobierno federal y estatal, esta ciudad sigue avanzando en vacunación. La semana pasada fue en realidad la mejor semana para la vacunación desde que comenzaron las vacunas en diciembre. Tuvimos un número récord de dosis administradas la semana pasada: 317,227″, dijo el Alcalde, quien tiene como meta que en junio haya 5 millones de adultos neoyorquinos vacunados, y quien insistió en pedir más vacunas. “En este momento, podríamos estar aplicando medio millón de vacunas cada semana si solo nos dieran el suministro. Necesitamos más ayuda del gobierno federal. Necesitamos que el gobierno federal nos ayude a conseguir más suministros, a obtener suministros directamente a la ciudad de Nueva York. Necesitamos que el gobierno estatal nos dé la flexibilidad que necesitamos. Necesitamos nuestra parte justa de vacuna”.

El Alcaldedestacó que a pesar de que en la ciudad se está realizando el 53% del plan de vacunación de todo el estado, solo cuentan con el 45% de las vacunas de todo Nueva York

“Si obtuviéramos nuestra parte justa de la asignación estatal, podríamos estar haciendo al menos 25,000 vacunas más por semana. Por lo tanto, necesitamos que se aborde rápidamente para que podamos seguir acelerando este esfuerzo, dijo De Blasio.

El mandatario local anunció de paso que el próximo jueves se abrirá un centro de vacunación en Staten Island, localizado en el Empire Outlets.

“Este sitio solo servirá a los residentes de Staten Island. Queremos hacer un gran esfuerzo en Staten Island. Obviamente, Staten Island tuvo una experiencia muy, muy difícil con el coronavirus en los últimos meses. Queremos salir y conseguir que la gente se vacune a niveles mucho más altos”.

Latinos siguen rezagados
Los nuevos datos de la Ciudad sobre el acceso desproporcionado a las vacunas, coincide con otras cifras presentadas por el gobernador, Andrew Cuomo, donde se comprueba que los latinos como grupo étnico, más allá de sus vecindarios, está rezagado en la vacunación.

El mandatario estatal presentó un informe donde se aprecia que en la Gran Manzana, del total de vacunas aplicadas, son los blancos, con 58% los que más se han vacunado, seguido de los asiáticos, con 19.9%. Los latinos son casi tres veces menos vacunados en proporción con respecto a los blancos, con solo el 16%, y le siguen los negros, que representan un 14.4% de los vacunados.

“Sabemos que la vacuna es el arma que gana la guerra de COVID y estamos haciendo todo lo posible para recibir inyecciones en los brazos lo más rápido posible mientras continuamos priorizando el acceso y la equidad para las comunidades desatendidas”, dijo el gobernador Cuomo, insistiendo en un llamado a tener paciencia. “Más de un millón de neoyorquinos han sido completamente inoculados contra el virus COVID y esa es una gran noticia, pero no nos detendremos hasta que todos los neoyorquinos hayan tenido la oportunidad de vacunarse”.

La Gobernación advirtió que el gobierno federal ha aumentado el suministro semanal en más del 20 por ciento durante las próximas tres semanas, pero al crecer el número de neoyorquinos con comorbilidades que califican para la vacuna desde el 15 de febrero y que son aproximadamente 3 millones, urge más suministros.

Por otro lado, Cuomo reveló que más de 250,000 personas con comorbilidades y enfermedades subyacentes se registraron ya para aplicarse la vacuna, en el primer día de inicio de apertura de citas para este grupo.

El mandatario destacó que con la cifra de 250,924, ese es hasta ahora el número más alto de citas asignadas por el Estado en un solo día, desde que se inició el programa de vacunación contra el COVID-19, en diciembre pasado.

“Estamos trabajando arduamente para ampliar la elegibilidad, hacer que sea más fácil para los neoyorquinos obtener citas y recibir vacunas en todo el estado, y el sistema está funcionando”, dijo Cuomo. “250,000 citas en un solo día es un hito, y podemos hacer más, solo necesitamos más suministro de vacunas. Estamos viendo que el sistema funciona, más neoyorquinos están descubriendo si son elegibles, haciendo citas y vacunándose. Pero necesitamos más suministro del gobierno federal para impulsar nuestro esfuerzo de vacunación a toda marcha”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here