Investigación federal y un ‘impeachment’ en Albany agravan crisis de Cuomo por muertes de ancianos en Nueva York

0
261

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus hace un año, el gobernador Andrew Cuomo se destacó a nivel nacional como el líder que mejor estaba luchando contra el virus, logrando que Nueva York pasara de ser el epicentro de la crisis de salud a ser el lugar con las mejores medidas para frenar los contagios. Pero durante esa gestión, su Administración cometió serias fallas en el manejo del COVID-19 en los ancianatos, lo que ahora se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para el mandatario y algo que amenaza con opacar sus logros en los pasados 12 meses.

Este jueves se reportó que ahora el FBI y la Fiscalía Federal de Brooklyn iniciaron una investigación sobre si la Administración Cuomo ocultó información que llevó a reportar 50% menos de muertes de ancianos y si las medidas que se tomaron provocaron más fallecimientos en estos centros de cuidados, como la orden del Departamento de Salud del Estado (DOH) del 25 de marzo que exigió a los geriátricos a aceptar a personas que habían dado positivo al COVID-19 y que fueron dadas de alta de los hospitales.

Ante la apertura de estas investigaciones, un vocero del Gobernador, Rich Azzopardi, indicó en un comunicado que la Administración “lo ha dicho públicamente en varias oportunidades, que el DOJ (Departamento de Justicia federal) ha estado averiguando esto por meses. Hemos cooperado con ellos y seguiremos haciéndolo”.

La investigación federal aparentemente se encuentra en sus primeras etapas y se está enfocando en el trabajo de algunos de los altos cargos del grupo de trabajo sobre el coronavirus creado por Cuomo, y que incluye al comisionado de Salud Dr. Howard Zucker y la secretaria del Gobernador Melissa DeRosa, según reportó el diario ‘Times Union’ de Albany, que usó como fuente a una persona con conocimiento directo del asunto que no está autorizada para comentar públicamente.

John Marzulli, portavoz de la oficina del Fiscal Federal en Brooklyn, dijo el miércoles por la tarde que no podía “confirmar o negar” si la oficina había iniciado una investigación, según reportó el Times Union. Tampoco se indicó si algunas de las autoridades estatales habían recibido alguna citación para declarar.

La semana pasada DeRosa empeoró la polémica al reconocer durante una reunión privada con legisladores demócratas estatales que les había ocultado por meses los números sobre las muertes en ancianatos que le habían solicitado, porque primero tenían que atender una investigación del Departamento de Justicia federal.

Los comentarios de DeRosa que fueron filtrados la semana pasada a la prensa decían: “Básicamente, nos quedamos paralizados porque entonces estábamos en una posición en la que no estábamos seguros de si lo que íbamos a dar al Departamento de Justicia, y luego le daríamos a ustedes (los legisladores), iba a ser usado en nuestra contra. No estábamos seguro de si iba a haber una investigación”.

Proponen ‘impeachment’ en Albany
Además, este jueves se informó que asambleístas estatales empezaron a crear una comisión para realizar un ‘impeachment’ (juicio político) al Gobernador en la Legislatura en Albany.

La Conferencia Republicana de la Asamblea informó en un comunicado que comenzará a “recopilar evidencias de hechos y otra pruebas”, para demostrar que Cuomo “manejo mal y luego encubrió la crisis del COVID-19 en hogares de ancianos”.

Pero antes de realizar la recopilación de evidencias, la conferencia primero presentará la próxima semana un proyecto de ley para crear un comité bipartidista que tendrá 60 días para “examinar los métodos y la conducta de la Administración en todos los asuntos relacionados con los hogares de ancianos del estado y los centros de atención a largo plazo durante la pandemia de COVID-19”. Tras esos dos meses, esta comisión deberá presentar sus conclusiones y recomendaciones a la Legislatura sobre la posibilidad de un juicio político.

Cuomo también enfrenta otro proceso en la Legislatura Estatal, que es apoyado por legisladores de su propio partido, y que busca despojarlo de los poderes especiales que le otorgaron cuando comenzó la emergencia de salud el año pasado, y que le ha permitido emitir muchas órdenes ejecutivas relacionadas con la pandemia.

Y como si esto fuer poco, ahora también encara la apertura de otra averiguación por parte del Comité Judicial del Senado en Washington, que es impulsada por un grupo de nueve senadores republicanos, liderados por Ted Cruz.

Al referirse a la polémica esta semana en su rueda de prensa diaria, Cuomo insistió que habían hecho todo lo mejor posible, pero no ofreció una disculpa directa por las fallas en el manejo de la crisis. “¿Disculparse? Mire, lo he dicho repetidamente, cometimos un error al crear el vacío”, dijo. “Cuando no proporcionamos información, permitimos que la prensa, la gente, los cínicos, los políticos llenaran el vacío. Cuando no corregimos esta información, permitimos que continuara y creamos el vacío”.

“Ese vacío de información le causó un tremendo dolor a las familias que perdieron a un ser querido”, dijo, agregando: “Mi administración creó el vacío, y eso me hace sentir mal. No es ilegal, no es poco ético. Pero simplemente fallamos a la gente en ese momento”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí