Los 31 años, es la edad promedio del dominicano que se va del país

0
84

En un año, el número de dominicanos que salió del país en busca de mejores condiciones de vida para ellos y sus familiares ascendió a casi 50 mil personas, cuya edad promedio es de 31.5 años. La mayoría han emigrado a Estados Unidos y Europa.

El departamento de asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (Undesa) registró que, entre mediados del año 2000 y el 2020, 1,608,567 criollos abandonaron la nación para un incremento de 49,857 personas más de las registrado al 2019, año en que el número total fue de 1,558,710.

Esos datos reflejan que el 15 % de la población se encuentra en tierras extranjeras, si se toma como referencia que en 2019, los hombres y mujeres residentes en el país eran 10,739,000. En ese mismo período, Undesa reflejó que los extranjeros residentes en la República Dominicana ascienden a 603,794.

Este diario intentó obtener del Ministerio de Relaciones Exteriores el dato general de los criollos residentes en el extranjero, dividido por región y país de residencia, sin embargo, al cierre de este trabajo no fue suministrada la información ni explicación de las razones por las cuáles no se tiene.

Más de un millón 500 mil dominicanos se fueron de RD
En un estudio de Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sobre el Perfil Migratorio de la República Dominicana realizado por la al año 2015, refleja que entre los años 2000 y 2015, el estimado de personas dominicanas que emigró hacia otros países aumentó casi un 50%, al pasar de 880,284 a 1,304,493 personas.

Los Estados Unidos de América, según el informe, es el país de destino predominante de la emigración dominicana, al albergar actualmente el 72 % del total de personas que salen del país, aunque su peso relativo habría disminuido ligeramente frente al estimado del año 2000 que alcanzó el 78.12%.

Para el año 2014, República Dominicana se ubicaba en el sexto lugar entre los principales países de origen de las personas naturalizadas, y en el tercer lugar a nivel regional, después de México y Cuba, con una cifra acumulada de 252,345 naturalizaciones registradas entre 2005 y 2014.

País dependiente de lo que pasa fuera
Wilfredo Lozado, director del Instituto Nacional de Migraciones, explicó que estos datos reflejan que este es un país altamente dependiente de la migración y de lo que pasa en el exterior, sobretodo de las remesas que envían los miembros de la diáspora cada año, que son más de ocho mil millones de dólares.

Lozano destacó que tanto la emigración como la inmigración influyen drásticamente en la economía local, ya sea por la vía de remesas o por inmigración que cubren una parte de la demanda de mano de obra en la nación.

“Este es un país que tiene un alto número de dependencia de lo que pasa en el exterior, ya sea por la vía de la emigración que mandan ocho mil millones de dólares al año. Ya sea por la vía de la inmigración que cubren una parte importante de la demanda de mano de obra”, refirió.

Emigración por razones de empleo
Entre 2005 y 2014 se registró un total de 71,593 ingresos de personas dominicanas admitidas como trabajadoras temporeras en Estados Unidos, incluyendo a sus familiares dependientes.

Para el período señalado, la mayoría de los ingresos (42 %) correspondieron a personas en las categorías de atletas, artistas y animadores, mientras que un 14 % fueron admitidas para desempeñar cargos especializados basados en ofertas previas de trabajos; un 8 % para trabajos temporales en los sectores agrícolas y no agrícolas, y un 11 % para ocupar cargos ejecutivos a partir de transferencias entre empresas multinacionales, dice el estudio.

“Aunque el porcentaje de hogares dominicanos por debajo de la línea de pobreza (28 %) en Estados Unidos de América en el año 2014 descendió respecto al registrado en el censo de 1990 (33.4 %), la población inmigrante dominicana continúa siendo el grupo por nacionalidad con mayor incidencia de la pobreza con relación al resto de la población migrante proveniente del Caribe (21 %) y a la media estimada para la población total nacida en el extranjero (19%)”, refiere.

En el año 2015 se proyectaba que el tamaño de la población dominicana en España era de 161,232 personas, de las cuales el 61% eran mujeres. De esta población, 88,677 habían adquirido la nacionalidad española.

Por otra parte, dice el estudio, se observan diferencias de género en las estructuras ocupacionales de la población inmigrante dominicana en Estados Unidos. Mientras existe una proporción significativa de mujeres en ocupaciones de servicios (43.2 %), seguida de ventas y trabajos de oficina (24.7 %); los hombres realizan principalmente actividades de producción, transporte y movimiento de materiales (28.7 %), ocupaciones de servicios (22.8 %), y de construcción y mantenimiento (16.8 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here