Disparan críticas de lado y lado a la reforma policial aprobada por el Concejo Municipal de Nueva York

0
84

El Concejo Municipal de Nueva York aprobó el jueves un paquete de leyes que busca implementar nuevas reformas al Departamento de Policía de la Ciudad (NYPD), que entre otros puntos permitirá que agentes sean demandados por realizar registros o interacciones irrazonables, al igual que por actos considerados de uso de fuerza excesiva. Asimismo, se emitió una resolución donde se insta a la Asamblea y al Senado estatal que quite el poder de emitir acciones disciplinarias finales al Comisionado de Policía, incluso sobre si se debe o no despedir a un oficial. Esa tarea se le transferiría a la Junta de Revisión de Quejas Civiles.

Y aunque el alcalde Bill de Blasio y el Concejo se mostraron satisfechos con las nuevas medidas de ‘reinvención’ de la Policía, y aseguraron que buscan hacer frente al “doloroso legado de la policía racista” y “profundiza la rendición de cuentas y los vínculos entre la policía y las comunidades a las que sirven”, las críticas no tardaron en llegar.

La Sociedad de Ayuda Legal (Legal Aid) señaló que el articulado aprobado no aborda las realidades de fondo que generan los principales problemas del actuar de la Policía y crticó que no s ehaya incluido a las comunidades.

“El alcalde De Blasio tuvo una oportunidad genuina de implementar las reformas policiales que se necesitan con urgencia. No lo hizo y, en cambio, elaboró un plan que, en el mejor de los casos, pasa por alto los problemas sistémicos profundamente arraigados dentro del NYPD que afectan a los neoyorquinos a los que servimos”, aseguró Tina Luongo, abogada a cargo de la práctica de defensa criminal en The Legal Aid.

“Necesitamos ir más allá de este proceso fallido, escuchar las exigencias de las comunidades afectadas de invertir en recursos no policiales para mejorar la seguridad pública y reconocer que el verdadero cambio no se puede construir sobre ‘reformas’ que no abordan por completo los problemas subyacentes y a largo plazo, problemas pendientes”, agregó Luongo.

Con las nuevas normativas, la policía también estaría obligada a realizar un seguimiento sobre la raza y el origen étnico a los conductores detenidos por infracciones de tráfico, al tiempo que se pide a Albany que requiera que los nuevos oficiales del NYPD vivan dentro de los cinco condados.

Malestar entre uniformados
Las quejas también se escucharon desde la misma Policía que asegura que al quitarles la rendición de cuentas y entregarla a un comité, se tendría lo opuesto a la responsabilidad.

“En este momento, el comisionado contrata (a los policías), los capacita, les pide que se pongan en peligro para mantener seguros a los neoyorquinos y si un oficial rompe las reglas, los disciplino y, si es necesario, los despido. Si no lo hago de la manera correcta, soy responsable. La pelota se detiene aquí. Para quitarle eso al Comisionado, pregúntense quién tiene la responsabilidad entonces”, aseguró el comisionado de Policía Dermot Shea.

“Hay que mirar los datos del estudio que mostró que los jefes de policía son más duros con la disciplina que los cuerpos civiles externos. Pregúntele a cualquier jefe de policía que no tenga la última palabra sobre la disciplina y encontrará un jefe al que se le han devuelto oficiales al servicio que no deberían haber sido y, en muchos de esos casos, más actos de mala conducta por parte de un oficial que el jefe quería despedir”, agregó el jefe del NYPD.

Pero defendiendo el paquete de leyes aprobadas, el alcalde De Blasio dijo: “Estas reformas enfrentarán siglos de vigilancia excesiva en las comunidades de color y fortalecerán los lazos entre la policía y la comunidas (…) Juntos, haremos que nuestra ciudad sea más segura y más justa para las generaciones venideras”.

El Concejo Municipal destacó que la Resolución aprobada se centra en cinco objetivos: La despenalización de la pobreza, el reconocimiento y examen continuo de la policía racializada histórica y moderna en la ciudad de Nueva York, la transparencia y rendición de cuentas a la gente de la ciudad, la representación comunitaria y asociaciones y un NYPD diverso, resistente y apoyado.

La fecha dada para implementar las nuevas normas es este 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here