Urgen aumento de fondos para familiares que cuidan a menores

0
99

Con la pandemia y el mayor tiempo de permanencia en los hogares se ha incrementado el número de los familiares, en su mayoría abuelos, que cuidan a niños sin la presencia de los padres.

Según un reciente informe de AARP New York y diferentes organizaciones en el estado de Nueva York, los familiares que crían a niños sin ser sus progenitores —y que en una medida desproporcionada son afroamericanos y, en su mayoría, abuelos— enfrentan numerosas disparidades a la hora de realizar una labor que ya de por sí es difícil.
Nuevas leyes federales han hecho que el estado de Nueva York pueda acceder con más facilidad a fondos federales de contrapartida para los servicios que llevan a cabo quienes cuidan de menores que no son sus hijos.

Por eso, activistas instan al estado a revertir los recortes legislativos realizados el año pasado a los programas para familiares cuidadores de menores que no son sus hijos y a aumentar esta financiación en el nuevo presupuesto estatal previsto para el 1 de abril.

“Los familiares que crían a niños sin ser sus padres realizan una labor heroica, no solo para su familia sino para la sociedad”, señaló Beth Finkel, Directora Estatal de AARP New York. “Estos cuidadores que tienen a cargo niños menores de edad necesitan ayuda, y Washington está liberando más fondos que nunca. El estado de Nueva York debe aprovechar esta oportunidad de inmediato en el nuevo presupuesto estatal”, expresó Finkel.

La ley federal conocida como Families First Prevention Services Act del 2018, transfirió las prioridades de financiación federal del sistema de cuidado adoptivo temporal al cuidado basado en la familia.

Además, la “Consolidated Appropriations Act” (ley federal de apropiaciones presupuestarias) del 2021 incentivó las inversiones en la ayuda a familiares cuidadores de menores al flexibilizar los requisitos y aumentar la contribución de fondos federales paralelos al 100% de lo que gasten los estados durante la pandemia de COVID-19.

El estado de Nueva York no ha aumentado desde el 2016 el monto de $2.56 millones anuales que distribuye entre 14 programas locales que atienden a familiares que tienen a su cargo el cuido de menores de edad que no son sus hijos en 25 condados, así como al programa Kinship Navigator, que proporciona servicios en todo el estado. De hecho, el año pasado la legislatura estatal redujo en $950,000 su financiación de servicios para estos cuidadores, lo que obligó a la Oficina de Servicios para Niños y Familias del estado a desviar fondos, como medida excepcional, para cubrir este déficit.

“La agrupación “NYS KinCare Coalition”, encabezada por NYS Kinship Navigator en colaboración con programas locales para familiares cuidadores de menores de edad, brinda un apoyo muy necesario para los aproximadamente 195,000 niños criados por familiares en el estado de Nueva York”, afirmó Rae Glaser, directora de NYS Kinship Navigator.

“Gracias a los cuidados prestados por familiares y amigos de la familia, los niños gozan de estabilidad, permanencia y mejores resultados en la vida”, mencionó Rae Glaser en un comunicado.

La Asamblea estatal propone añadir $1.9 millones para los servicios de familiares cuidadores de menores en el nuevo presupuesto estatal que debe ser aprobado para el próximo primero de abril, mientras que el monto propuesto por el Senado es de $950,000.

AARP New York urge al Senado y al gobernador a promulgar la iniciativa completa propuesta por la Asamblea.
Los problemas de financiación y otros están documentados en organizaciones como: Disrupt Disparities: Kinship Care in Crisis, un nuevo informe encargado por AARP New York, NAACP New York State Chapter, New York Urban League, Hispanic Federation y Asian American Federation.

En el informe también se revela lo siguiente:

– Solo el 15% de los niños del estado de Nueva York que reúnen los criterios correspondientes reciben la subvención mensual de $430 ofrecida por el Gobierno federal para los cuidadores que no sean los padres (“Non-Parent Grant”).

– A nivel nacional, uno de cada cinco niños afroamericanos o negros vivirá en un hogar bajo el cuidado de un familiar que no es uno de sus padres; más del doble del promedio de uno de cada 11 niños.

– El 21.1% de los abuelos cuidadores de niños en el estado de Nueva York tienen ingresos inferiores al umbral federal de pobreza, y la mitad de las abuelas solteras que crían a sus nietos viven en la pobreza (las abuelas tienen más probabilidades de ser cuidadoras que los abuelos).

– Menos de un tercio de los hogares encabezados por abuelos que reúnen los requisitos para ello, reciben asistencia para la vivienda.

– Por carecer de la capacidad legal para inscribir a los niños en la escuela, tomar decisiones sobre sus estudios o atención médica, llevarlos al médico u obtener documentos como el acta de nacimiento, es posible que las familias no logren una situación estable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here