China critica el “unilateralismo” entre tensiones con EEUU

0
73

El presidente de China, Xi Jinping, pidió el martes una gestión más equitativa de los asuntos globales y, en un rechazo implícito al dominio de Estados Unidos, dijo que unos gobiernos no deberían imponer normas a otros.

El discurso de Xi en un foro económico coincidió con una tensión creciente con los vecinos de China y Washington por sus ambiciones estratégicas y sus demandas de más competencias en el diseño de las normas comerciales y otra índole.

Sin mencionar a Estados Unidos, Xi criticó el “unilateralismo de países individuales” y advirtió en contra de la desvinculación, una referencia a las preocupaciones de que las tensiones entre Washington y Beijing en tecnología y seguridad dividan a las industrias en mercados en esferas menos productivas con estándares incompatibles.

“Los asuntos internacionales deben gestionarse entre todos a través de consultas”, dijo Xi en una videoconferencia con el Foro Boao de Asia, celebrado en la isla sureña de Hainan. “Las normas hechas por uno o más países no deben imponerse a otros”.

Xi pidió más cooperación en la investigación de vacunas contra el coronavirus y medidas para que estén disponibles en países en desarrollo.

Las declaraciones del mandatario reflejaban el interés del Partido Comunista, que gobierna China, por ganar influencia global a la altura de la posición del país como segunda economía del mundo, y la frustración por lo que los líderes del partido ven como esfuerzos de Estados Unidos por bloquear sus ambiciones.

Esa impresión se vio avivada por las sanciones impuestas por el expresidente de Estados Unidos Donald Trump, que cortaron el acceso de la gigante tecnológica china Huawei y otras firmas a tecnologías estadounidenses, por ejemplo procesadores.

Algunos de los comentarios de Xi contrastaban con el incremento de actividad militar china en el Mar de la China Meridional y otras zonas donde tiene reclamaciones territoriales que se solapan con otras de Japón, Filipinas, India y otros países.

“No importa cuánto se desarrolle, China nunca buscará la hegemonía, la expansión, buscará ámbitos de influencia o entrará en una carrera armamentística”, dijo Xi.

El gasto militar chino es el segundo más alto del mundo, por detrás de Estados Unidos. Beijing está desarrollando misiles balísticos de capacidad nuclear, submarinos, cazas espía y otras armas para ampliar su capacidad militar.

El foro anual Boao, fundado en 2001, está diseñado a imagen de la cumbre de líderes empresariales de Davos, en Suiza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here