Inmigrantes indocumentados en Long Island marchan para demandar un camino a la ciudadanía

0
61

Los inmigrantes en Long Island dijeron “presente” este lunes, al realizar una demostración en las afueras de la oficina del senador por Nueva York Chuck Schumer en Melville, en el condado de Suffolk, en la cual demandaron una camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que se estima viven en el país.

La demostración, que fue parte del ‘March to Victory: Relay Across America’, un rally que se viene realizando en docenas de ciudades y estados del país para demandar soluciones legislativas humanas, contundentes e inmediatas y caminos hacia la ciudadanía, fue liderada por la Coalición de Inmigrantes de Nueva York (NYIC) y contó con la participación de activistas, organizaciones y funcionarios electos de ese suburbio del estado de Nueva York.

Eve Krief, fundador de Comunidades Inclusivas de Long Island Contra el Odio, dijo que los inmigrantes indocumentados “ayudaron a proporcionarnos la comida y la atención médica que necesitábamos para sobrevivir durante la pandemia. La gran mayoría de las personas que cosechan la comida en el país son inmigrantes indocumentados y también 280,000 trabajadores de la salud. Muchas de estas personas son residentes en este país desde hace décadas. A menudo son padres de niños nacidos en Estados Unidos que han vivido bajo una nube de temores de deportación que se ciernen sobre sus cabezas durante años”.

El activista enfatizó: “Llamamos héroes a estos trabajadores esenciales, y debemos recordarlos como tales cuando nos propusimos reparar nuestro sistema de inmigración roto”.

El asambleísta Charles D Lavine (D-Nassau County), dijo que apoyaba plenamente “el evento Relay Across America que defiende a los inmigrantes indocumentados que actualmente no tienen un camino hacia la ciudadanía. Es esencial que avancemos hacia un sistema de inmigración más humano para proteger a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados en todo el país, incluidos alrededor de 50,000 aquí mismo en el condado de Nassau”.

Los participantes en la demostración destacaron que durante las últimas tres décadas, el número de inmigrantes de Long Island ha aumentado significativamente a una población de aproximadamente 527,000. Se estima que 99,000 de estos habitantes de Long Island son indocumentados.

“El momento de la reforma migratoria es ahora”, dijo la asambleísta Michaelle C. Solages (D-Hempstead County), presidenta del Caucus Legislativo Negro, Puertorriqueño, Hispano y Asiático, agregando que la Ley de Sueños y Promesas “es un paso positivo después de décadas de malas políticas de inmigración. Un agradecimiento especial a nuestra delegación del Congreso, especialmente a las Representantes Yvette Clarke y Nydia Velázquez quienes patrocinaron la legislación de la Cámara. Además, también estamos agradecidos por el liderazgo y la defensa del líder de la mayoría, Chuck Schumer, y lo alentamos a que lleve este proyecto de ley al Senado”.

“El Congreso debe actuar”
Entre tanto, Patrick Young, director de Defensa del Estado de la NYIC, dijo que están “orgullosos de unir la voz de Long Island a la demanda de un camino hacia la ciudadanía para los millones de personas que llaman hogar a esta nación”.

“Washington tiene una rara oportunidad de transformar el roto sistema de inmigración quebrado del país, pero el tiempo corre. Las representantes Yvette Clarke y Nydia Velázquez dieron un paso decisivo al reintroducir el ‘Dream and Promise Act’. Ahora, bajo el liderazgo del líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer, el Congreso debe garantizar que los titulares de DACA y TPS y nuestros trabajadores esenciales tengan un camino hacia la ciudadanía por sus contribuciones continuas a nuestras comunidades ahora y en el futuro”, agregó Young.

El ‘Relay Across America’ consiste en esfuerzos liderados por la comunidad, compuestos de eventos virtuales y en persona, y que comenzó en Washington el pasado 17 de marzo con eventos posteriores planificados en casi 30 estados hasta el 1 de mayo. Este movimiento nacional tiene como objetivo principal pedir un sistema de inmigración humano que proteja a los 11 millones de inmigrantes indocumentados, incluidos los trabajadores esenciales, los titulares de DACA y TPS, y aquellos que actualmente no tienen un camino hacia la ciudadanía.

“Millones de inmigrantes han contribuido a este país y nos han apoyado durante la pandemia”, dijo Cheryl Keshner, asistente legal principal del Empire Justice Center. “A pesar de esto, viven con miedo e incertidumbre constantes porque no pueden ajustar su estatus. Ahora es el momento de que nuestro gobierno proporcione un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados y para las personas con TPS y DACA ”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here