Piden empezar a reunir pruebas para solicitar cheques del Fondo de Trabajadores Excluidos

0
151

Hace casi tres semanas los trabajadores indocumentados de Nueva York se anotaron uno de los mayores triunfos que ha podido tener la comunidad inmigrante en los últimos años: la Legislatura Estatal aprobó la creación del llamado ‘Fondo para los Trabajadores Exluidos’, que cuenta con un monto de $2,100 millones de dólares, que dará alivios por desempleo a quienes no tienen papeles migratorios. Se estima que unos 290,000 trabajadores se podrán beneficiar, aunque algunas organizaciones estiman que en Nueva York, los inmigrantes que perdieron ingresos por la pandemia y no recibieron ningún auxilio, superan los 500,000.

Y mientras el Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York (DOL) crea el sistema y la logística necesarias para poder tramitar las solicitudes y distribuir los cheques de alivio, que serán de entre $3,200 y $15,600 dólares, dependiendo de los requisitos que quienes perdieron sus empleos puedan demostrar, la ansiedad y el desespero reinan entre aquellos que han puesto sus esperanzas en esas ayudas para poder tener un respiro financiero.

Tal es el caso de trabajadores como Verónica Solano, quien perdió su empleo en un restaurante chino desde que empezó la pandemia del COVID. Además de estar ansiosa para poder aplicar a los beneficios, confiesa que se siente muy “confundida” sobre los requisitos que hay que cumplir para poder acceder a los cheques.

“Yo la verdad sí espero que ese dinero nos llegue pronto, porque hay muchas familias como la mía que lo necesitamos. Pero me gustaría que el Estado diera más información, porque ahora mismo muchos no sabemos si vamos a poder calificar o no o qué necesitamos”, dijo la mexicana, madre de dos niños.

Otros como el mexicano Arturo García se muestran más dudosos, y sin siquiera saber mucho del programa, consideran que al final, trabajadores indocumentados que se quedaron desempleados y que no recibieron ninguna ayuda económica debido a su estatus migratorio, se van a quedar fuera de las ayudas.

“Yo no creo que les den dinero a todos, porque van a pedir muchos papeles, pero igual los que quieran deben hacer la lucha para ver si al final sacan algo. Yo no voy a hacerlo”, mencionó el joven. “Lo que sí tiene que haber es más información para que la gente que quiera aplicar esté bien enterada”.

Estiman retraso en inicio de aplicación
Y en su afán para que la mayor cantidad de trabajadores puedan verse beneficiados con las ayudas por venir, cuya ley ya tiene el aval oficial del gobernador Andrew Cuomo, organizaciones comunitarias están haciendo un llamado a que la gente se mantenga informada sobre el proceso, pero advirtieron que tardarán varias semanas en surgir los detalles finales.

Debido a la gran magnitud que representa este fondo para personas indocumentadas, el primero de ese nivel en todo Estados Unidos, se estima que el DOL pudiera tomar cerca de 5 meses antes de hacer públicos los lineamentos detallados e iniciar el proceso de aplicación.

Así lo asegura Ángeles Solís, líder y organizadora comunitaria de ‘Make the Road New York’ (MRNY) grupo que empujó la aprobación de la ley, con acciones como una huelga de hambre que duró 23 días.

“Por ahora debemos esperar a que el Departamento de Trabajo, que tiene la discreción en este programa, de a conocer los detalles, que calculamos pudiera ser tal vez en unos cinco meses, pero pedimos a la gente que se mantenga informada y que vaya reuniendo las pruebas que ya sabemos según la ley que sirven para cuando llegue el momento”, aseguró la activista de MRNY, organización que ha estado haciendo talleres entre sus miembros sobre los alivios y que creó la página trabajadoresny.org para aclarar dudas.

Al referirse a los detalles del programa de entrega de los alivios, que exigirá prueba de identidad, de residencia en el estado de Nueva York y prueba de pérdida de ingresos, Solís aseguró que por ahora lo más importante es que la gente comience a prepararse y alistar los requisitos que la ley exige, y que presentamos al final de este artículo.

La activista recordó que en su deseo de que más personas puedan acceder a las ayudas, hay una serie de documentos que pueden presentar aquellos apliquen para comprobar residencia, identidad y elegibilidad, y aclaró que no es necesario tenerlos todos, sino uno o algunos.

“En este momento no sabemos exactamente cómo va a proceder el Departamento de Trabajo, pero la gente debería estar preparada con la mayor cantidad de pruebas para hacer más rápido todo”, dijo la líder comunal, advirtiendo que no es cierto que quienes no tengan el llamado ITIN Number (número de pago de impuestos), no podrán aplicar a las ayudas.

“Si alguien no tiene el ITIN puede presentar una carta del empleador, aunque no sabemos todavía que van a exigir en esas cartas, o si los empleadores están dispuestos a darlas, por lo que no sería mala idea sacar el ITIN. Pero también pueden presentar otras pruebas”, dijo Ángeles, advirtiendo que solicitar el número ITIN o no, es una decisión de cada persona. “La mayoría de los huelgistas no tiene ITIN y van a poder todavía reclamar sus beneficios. Por eso si alguien tiene dudas sobre esto debe hablar con organizaciones y evitar caer en fraudes o pagar dinero a abogados, pues eso se tramita de manera gratuita”.

¿Y los que trabajaron con papeles con otro nombre?
La asambleísta Carmen de la Rosa, impulsora de la ley de los Trabajadores Excluidos jutno a la senadora Jessica Ramos, pidió tener un poco de paciencia.

“Este es el primer fondo de esta naturaleza en la nación y va a tomar tiempo crear el programa y asegurar que los fondos sean administrados de manera justa y transparente, pero nos han dicho que más o menos comenzará en agosto, cuando estén vigentes las aplicaciones”, comentó la legisladora.

Y sobre la duda que reina entre muchos indocumentados que trabajan con papeles bajo otros nombres, de si podrán aplicar o no, De la Rosa dijo que hay que esperar para ver cómo organiza el Departamento de Trabajo las cosas, pero agregó que la meta de la ley es que beneficie a la mayor cantidad de trabajadores posibles.

“El Departamento de Trabajo tiene la discrecióo sobre cuales documentos aceptará como validos y cuales no. Y ellos deberán mirar caso por caso para hacer sus determinaciones. Sabemos que el tema de la gente con papeles chuecos es un tema un poquito más complicado, y entendemos que eso son realidades, por eso en la ley pedimos que el proceso fuera un poco flexibe, pero esas serán situaciones reales que tendrán más obstáculos”, dijo la asambleísta. “Aunque queremos ayudar a cuanta más gente podamos, sabemos que todas las leyes tienen fallas y habrá personas que queden fuera, pues la ley no puede hablar de aceptar papeles chuecos, porque eso no es legal. No podíamos incluir eso dentro de la ley, pero tendrán que mirar caso por caso”.

El DOL que está diseñando el programa para tramitar las aplicaciones, no reveló la fecha en la que comenzarán a recibir solicitudes, pero advirtieron que cuando llegue el momento, lo informarán a través de esta página creada para dar actualizaciones sobre el proceso: https://dol.ny.gov/excluded-workers-fund

Lo que sí advirtieron es que los potenciales beneficiarios deberán presentar pruebas para sustentar sus reclamos de pérdida de empleo y las aplicaciones no incluirán documentos de identidad ni datos sobre su estatus migratorio.

“Dichos trabajadores deben estar por debajo de un umbral de ingresos particular y proporcionar documentación suficiente para establecer la elegibilidad relacionada con el trabajo y la residencia en el estado. Anunciaremos detalles adicionales sobre el programa, incluyendo cómo solicitarlo, en una fecha posterior en nuestro sitio web. Cuando tengamos detalles adicionales, se publicarán allí”, dijo una vocera del DOL, a través de un comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here