La Gran Manzana reinventa su oferta turística y abre la puerta a miles de empleos para familias hispanas

0
76

Las luces del mundo del entretenimiento y de la normalización de muchas actividades de la Gran Manzana ya tienen fecha de encendido: 19 de mayo, luego de más de un año de apagón pandémico. Con este anuncio, también se “abre el telón” de la recuperación de por lo menos 90,000 puestos de trabajo, además de emprendimientos y sueños de miles de familias hispanas que dependen del turismo.

En el próximo verano la ciudad de Nueva York apunta a retomar su oferta turística, con la mirada puesta en los visitantes de otros estados, reapertura de hoteles y 100% de capacidad de restaurantes, con oferta al aire libre. Eso implica una buena noticia para la industria de la hospitalidad, en donde uno de cada cinco empleados es de origen latino.

La puertorriqueña Lucía Meléndez, de 45 años, quien trabajaba en un hotel de la cadena Hilton en Times Square ya cuenta siete meses cobrando seguro de desempleo. Esta semana, la isleña fue llamada para reincorporarse en su posición de supervisora de habitaciones, lo cual significa el retorno de unas de las bondades más apetecibles de este mercado laboral: las propinas.

“Aunque mis compañeros que ya empezaron a trabajar me dijeron que hay poco movimiento, se supone que con la reapertura que anunciaron, va a empezar a venir más gente. Aquí se hace chavo (dinero) es con los tips (propina). Ojalá que vuelvan los turistas”, comentó Lucía.

Más de 25,000 empleados hoteleros, con base a los cálculos de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de Nueva York, no han tenido trabajo durante más de 10 meses, convirtiendo a esta industria en una de las más severamente golpeadas en la Gran Manzana.

Investigadores del City University of New York (CUNY) encontraron, producto de una encuesta, que el 41% de los hispanos dijeron que ellos o alguien más en su hogar, habían perdido su trabajo en restaurantes u hoteles durante los últimos años.

Esperando al visitante nacional
La Ciudad anunció la mayor campaña turística de su historia, la cual recibirá una inyección de $30 millones de dólares e irá dirigida principalmente al visitante nacional.

Fred Dixon, máximo ejecutivo del ‘NYC & Company’, aseguró que apuestan a una recuperación económica “gradual pero certera” que se vislumbra a medida que avanzan las vacunaciones contra el COVID-19, ya que la mitad del país ha recibido al menos una dosis.

La campaña turística buscará impulsar la idea de la recuperación de una ciudad que en la primavera pasada fue el epicentro mundial de la pandemia. Y ahora trata de revivir con uno de sus pilares económicos esenciales.

“Si promovemos que vengan de manera segura millones de personas en el resto del año, eso se traduce automáticamente en una inyección de recursos para quienes trabajan en esta industria, se levantarán hoteles y restaurantes”, dijo un portavoz de la agencia turística de la Ciudad.

La Gran Manzana en 2019 registró un récord de 66.,6 millones de visitantes y este 2021 proyecta atraer más de la mitad de esa cifra, 36.4 millones, centrándose en turistas del país, debido a la serie de restricciones de entrada para los visitantes internacionales.

Optimismo con bolsillos vacíos
La reactivación es no solo añorada por miles de trabajadores formales, directos e indirectos de corporaciones hoteleras, servicios turísticos de paseos, teatros y emprendimientos gastronómicos, sino también quienes sobreviven en las calles con otra oferta del entretenimiento.

El ‘Batman’ argentino de Times Square, quien ha sido testigo del auge y la caída de los visitantes en la denominada ‘Encrucijada del Mundo’, se muestra “esperanzado y optimista”.

“Ahora con tanta gente que se está vacunando en todo el país y aquí mismo, estoy seguro que la ciudad se levantará con el esfuerzo de todos. Poco a poco hemos visto más gente. Especialmente los fines de semana. Quienes trabajamos entreteniendo a la gente sabemos que en esta nueva etapa, ahora lo tenemos que hacer mejor”, destacó uno de los “personajes” que anima a los visitantes en uno de los puntos más visibles y visitados del mundo.

En las calles y avenidas principales del corazón de Manhattan, decenas de teatros, restaurantes y negocios vacíos, además de una secuencia de hoteles esperan a los visitantes, al igual que “Luisa”, una peruana que como decenas de madres de familias se gana la vida representando a los icónicos muñecos y ‘super héroes’ de Times Square, a cambio de propinas por una foto.

“Esto ha sido horrible. Estos meses hubo días que solo estábamos nosotros aquí. Solo caminaban trabajadores de lo poco que estaba abierto. Era difícil imaginarse a Nueva York sin un turista en sus calles. Ahora, pensamos que hay esperanzas, con las vacunas, con la reapertura”, apuesta la inmigrante.

Según la Alianza de Times Square, el conteo de peatones en uno de las vías más emblemáticas de Nueva York ha aumentado a un máximo de aproximadamente 150,000 personas por día durante el pasado fin de semana del 2 al 4 de abril, en comparación con un promedio por debajo de 100,000 visitantes por día desde septiembre de 2020.

Un vendedor de franelas y gorros, con el icónico logo ‘I Love NY’, que durante siete años ha ofrecido sus productos en los alrededores de la Séptima avenida y Broadway, cuenta que apenas los sábados y domingos del último mes ha logrado “vender algo”. Luego de meses de regresar a su casa con los bolsillos vacíos.

“De un mes para acá vienen turistas de estados cercanos. Veamos qué pasa ahora. No nos queda otra que seguir apostando a Nueva York. Quedó claro con esta crisis que sin visitantes la economía de aquí muere. El turismo es nuestro motor”, dijo el vendedor ambulante.

Hoteles no disponibles
La recuperación de uno de los motores principales de la ciudad de los rascacielos en esta primavera, vino acompañada de la flexibilización de las restricciones de viaje del estado de Nueva York, ya que los viajeros nacionales ya no tienen que ponerse en cuarentena cuando ingresan a Nueva York, desde otro estado o territorio de Estados Unidos.

Y el “bajón” de los precios de los boletos aéreos también está atrayendo a los visitantes.

“Pagué solo $60 desde Miami en una oferta especial. Siempre había soñado con venir, pero un ‘tiquete’ de ida y vuelta era muy caro en esta temporada de más calor”, comentó el costarricense que visitaba la ciudad el pasado fin de semana.

Aunque mucho más de 30 hoteles de la ciudad han cerrado definitivamente sus puertas, porque no soportaron la sequía económica impuesta por el COVID-19, la ocupación hotelera saltó de 5% a 50,.4% al inicio de esta primavera, de acuerdo con datos recientes compartidos por la publicación ‘Travel Weekly’.

“Hay 226 hoteles que están cerrados, ya sea temporal o permanentemente. Se presume que más de 30 hospedajes no volverán y 139 hoteles son ahora refugios para personas sin hogar”, reaccionó Vijay Dandapani, presidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de Nueva York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here