CUNY y SUNY obligarán a estudiantes a vacunarse si quieren volver a clases presenciales en el otoño

0
98

Las autoridades de Nueva York siguen impulsando la vacunación contra el COVID-19 en el estado, que este lunes alcanzó casi las 17 millones de dosis administradas y con más del 60% de la población que ya recibió al menos una inyección. Sin embargo, las cifras siguen demostrando que los jóvenes son el segmento que menos se está inmunizando, con apenas un 24.7% entre los que tienen de 16 a 25 años, en comparación al 66.5% de los mayores de 75.

Y para asegurar que los jóvenes se vacunen, el Estado ha puesto en marcha varias medidas como una anunciada este lunes, que obligará a todos los estudiantes de CUNY y SUNY a vacunarse si quieren volver a clases presenciales el próximo otoño.

El gobernador Andrew Cuomo indicó que CUNY y SUNY “requerirán que todos los estudiantes que planeen volver a sus edificios para clases presenciales deberán estar vacunados. Y la recomendación es que como tendrán que hacerlo, es mejor que se vacunen ahora y no esperen a septiembre”.

El mandatario le recomendó a las escuelas privadas que tomen medidas similares, “como una manera de mandar una mensaje global a la juventud, de que no podrán volver a sus universidades en persona en septiembre si no se vacunan, lo que será una motivación mayor para inmunizarse”.

Cuomo se hizo la pregunta, ¿por qué los jóvenes no se están vacunado?, a lo que él mismo respondió: “Desde un principio les dijimos que ellos no eran el foco, no eran elegibles y le dejamos creer que no lo necesitaban y que no se preocuparan. Ahora, el problema es que son ellos los que más dudan en ponérsela”.

Propone ley contra la discriminación
Y al asegurar que otro problema que está provocando que algunos neoyorquinos no se quieran vacunar son algunos casos de discriminación contra aquellos que sí decidieron inyectarse, el Gobernador anunció la presentación de una propuesta de ley que prohíbe esto.

“Se han presentado algunas situaciones, en las cuales personas están discriminando contra otras personas que ya se han vacunado, algo que es casi inexplicable para mí”, exclamó Cuomo, contando que, por ejemplo, en un campamento de verano “se le dijo a personas que no podrían participar si se habían vacunado, o que tampoco podían trabajar allí”.

“Quiero proponer una ley que diga que no se puede discriminar a una persona que tiene una vacuna… Entiendo el argumento en contra de la vacuna. En mi opinión, no hay ciencia para ello. Puedes tener una teoría, puedes tener una creencia, pero no puedes usar eso para hacer políticas públicas sin ciencia y sin datos”.

Al asegurar que conoce muy bien cuáles son los motivos de los grupos antivacunas, el mandatario reconoció que en Nueva York un 20% de la población forma parte de ese segmento que las rechaza por ciertas creencias o teorías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here