Fernando Aquino: un político con humanidad

0
235

Por Eloy Alberto Tejera

Fernando Aquino, candidato del distrito 14 del Concejo de la ciudad de Nueva York, merece más que nadie convertirse en las próximas elecciones en el representante nato de dominicanos, afroaemericanos, e hispanos.

Cuando analizo y leo sus propuestas me doy cuenta de que al Fernando que conocí, desde hace ya alrededor de 25 años, ha sido fiel a su origen, situado en la compasión y la solidaridad para con los demás. “Crecí en un batey donde los obreros trabajan alrededor de 16 horas”. Ese Fernando Aquino no ha desaparecido ni ha sido arrastrado por la fastuosidad del poder, ni por el éxito que ha disfrutado a nivel personal y profesional.

Cuando lo escucho recordar de dónde viene, ratifico que el político que hoy aspira a puesto público lo hace con el fin expreso de servir a los demás, de ayudar a su comunidad y a un conglomerado humano que vive horas muy difíciles, sobre todo en este tiempo de pandemia de la covid-19.

Entre los objetivos de Fernando Aquino están los grupos más vulnerables y necesidades de la sociedad neoyorquina: mujeres, obreros, hombres y gente de a pie que al final del día se las tienen que ver muy difícil debido a la situación que padecen.

Se plantea Aquino colaborar con las pequeñas empresas, con que los más desposeídos tengan mayor acceso a la vivienda, y a mejores empleos, que las mujeres tengan acceso a mayor entrenamiento laboral para que puedan devengar sueldos tan dignos como el de otras etnias.

Mi amigo Fernando representa el nuevo liderazgo, ese que está preocupado auténticamente por los demás, ese que ha llegado a la política no a colmar el ego, o a ensanchar única y exclusivamente el orgullo. Su desempeño comunitario ha sido testimonio de hacia dónde encarrilará sus pasos siendo concejal o representante de distintos grupos neoyorquinos.

El vínculo comunitario que ha construido este candidato a lo largo de toda su trayectoria política y profesional le ayudará enormemente en ese sentido. Fernando tiene buenas relaciones humanas y políticas, posee un temperamento y un don de gente inigualables.

Estamos ante la presencia líder que escucha, el líder que se conduele de dolor y de la situación de los demás, y que sobre todo, se ha preparado profesionalmente para servir. Fernando Aquino posee preparación, compasión y humanidad, que es lo que estos tiempos se requiere, para dar la mano a quienes lo necesitan. Esperamos que la suerte le sonría a Fernando, pues en esa misma tesitura podrá sacar sonrisas en los rostros de aquellos a quienes representará en el gobierno municipal. A votar por él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here