PRD observa entregar 30% fondos AFP afectaría la clase trabajadora

0
49

El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) pidió a los que insisten en entregar el 30% de los recursos de las AFP ponderar el efecto negativo que esto acarrearía a la clase trabajadora.

En un documento enviado ALMOMENTO.NET, la entidad dice que amenazaría gravemente la estabilidad macroeconómica del país.

A continuación el texto del documento:

El PRD observa con preocupación las voces que insisten en la entrega del 30% de los fondos de las AFPs, sin ponderar el efecto negativo que tendría despojar a la clase trabajadora de los recursos necesarios para jubilarse al momento de retirarse de la edad productiva.

Decirle al trabajador dominicano que costee con lo ahorrado para su jubilación, los efectos de la crisis que ha generado la pandemia del Covid-19, es una irresponsabilidad, ya que coarta la iniciativa solidaria del Estado Dominicano de implementar las políticas sociales necesarias, para ir en auxilio de los trabajadores más vulnerables, con especial énfasis en los del sector informal que hoy representan el 58% de la mano de obra dominicana.

La Ley 87-01 que creó el Sistema Dominicano de Seguridad Social es una de las reformas más importantes implementadas en el país, y fue precisamente un logro que dejó como legado el Partido Revolucionario Dominicano. La misma se rige entre otros, por principios de solidaridad, universalidad, integralidad y equidad.

En ese sentido cabe destacar que fue impulsada a través de un acuerdo tripartita entre el gobierno, los trabajadores y los empleadores, en busca de mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora, por ende, cualquier modificación a la misma debe realizarse sobre la base de un consenso entre dichos actores.

Desde el punto de vista económico, los fondos de pensiones han contribuido a crear una base sólida de ahorro nacional, que supera los RD$700 mil millones de pesos, y que se encuentran invertidos en títulos de valores que están dinamizando la actividad productiva, generando empleos, y pagando una de las más altas tasas de rentabilidad de la región de América Latina a las cuentas de capitalización individual del trabajador dominicano.

Salir de repente a retirar esas inversiones asestaría un duro golpe al clima de negocios, poniendo en tela de juicio la seguridad jurídica de la República Dominicana. En el ámbito macroeconómico, poner a circular la cantidad de recursos que implica el 30%, aumentaría desproporcionadamente la masa monetaria, y sobrecalentaría la economía por la gran demanda de bienes y servicios que generaría.

Esa situación amenazaría gravemente la estabilidad macroeconómica, que es uno de los grandes atributos de nuestro país para atraer inversión extranjera. Sabemos de antemano que se generaría un proceso inflacionario y un aumento indeseado del tipo de cambio del dólar y de la tasa de interés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here